Saltar al contenido

10 Lecciones de vida que nos dejó la talentosa Louise Hay

¿Por qué cuando conocemos historias increíbles de personas fascinantes, renovamos la confianza en nosotros mismos? y nos hacemos las siguientes preguntamos, ¿Por qué no? ¿Por qué no puedo alcanzar también mis propios objetivos como lo hicieron otros?

La inspiradora historia de hoy tiene que ver con una mujer llamada Louise Hay, una mujer que vivió situaciones traumáticas en su vida y que logró transformarlas en algo positivo.

Elegimos hoy a Louise Hay como la autora de frases inspiradoras, porque ella atravesó una etapa muy dura en su vida al enfrentar una enfermedad tan cruel como el cáncer, sus consejos serán de gran ayuda a personas que puedan estar pasando por lo mismo.

Tal vez la misma Louise pueda ayudarnos con estos consejos que serán una guía en tu proceso de sanación personal. ¡Piénsalo!

#1. Sé independiente.

Crea tus propios medios económicos y encuentra cómo mantenerte a ti misma. Ábrete a otros y permite que te aconsejen o te sugieran cómo hacerlo. Al revés de lo que parezca, es un signo de fortaleza pedir ayuda cuando se la necesita, porque denota la voluntad de seguir adelante.

#2. Sé paciente con tus defectos.

Es importante reconocer que hemos creado aspectos negativos de nuestra personalidad, con el fin de cubrir otras necesidades. Ahora que estás en proceso de encontrar nuevas formas positivas de colmar tus necesidades, con la ayuda del amor hacia ti misma, deja ir esas viejas tendencias negativas.

#3. Sé paciente contigo misma.

Sé gentil, benévola y paciente contigo misma. El proceso de encontrar nuevas formas de pensar, lleva un tiempo que debes concederte. Mientras logras estos cambios de pensamiento, trátate como a alguien a quien ames profundamente.

#4. Cuida tu cuerpo.

Nadie puede hacer esto por ti. Vigila que tu alimentación sea sana y analiza qué cosas necesitas consumir para gozar de una óptima vitalidad y energía. Piensa en qué actividad física te da placer y practica con entusiasmo. Tu cuerpo es el templo en el que vives. ¡Venéralo!

#5. ¡Hazlo hoy mismo!

No esperes a haberte curado para perder peso, para cambiar ese trabajo que te agobia o para tomar distancia de las personas tóxicas que te rodean. ¡Comienza hoy mismo! Hazlo poco a poco, pero toma el día de hoy como punto de partida y hazlo lo mejor que puedas.

#6. Ya no te critiques más.

La crítica nunca cambia nada. No te critiques más y acéptate tal cual eres. Todo el mundo cambia. Cada vez que te criticas, tus cambios sólo son negativos, pero cuando te apruebas, tus cambios son positivos.

#7. No te aterres.

No te asustes a ti misma con tus malos pensamientos. Esa es una forma aterradora de vivir. Busca en tu mente una imagen que te proporcione placer y desconecta tus miedos para dejar lugar a ideas positivas que te hagan sentir bien.

#8. Sé generosa con tus nuevas ideas.

Odiarte, no es más que odiar tu forma de pensar. Sé condescendiente con tus pensamientos. No te odies por eso. Cambia lentamente y de manera gradual.

#9. Utiliza el espejo.

Trabaja frente a un espejo y mírate a los ojos de manera frecuente. Expresa el amor creciente que te tienes y perdónate mientras te hablas y perdona a tus padres o a quienes te hayan herido.

Al menos una vez al día mírate y repite: “Te quiero. ¡Te quiero mucho!”

#10. ¡Elógiate!

¡Elógiate a ti misma! Las críticas quebrantan tu espíritu, pero los elogios lo fortalecen. Elógiate todo lo que puedas y repítete qué tan bien haces cualquier cosa, por pequeña que sea.

Aprovechemos las vivencias de Louise Hay y compartamos sus excelentes consejos.

Comentarios

menú