Consejos y Frases

10 Pequeños hábitos que te roban la felicidad

Todos queremos ser felices, pero a menudo, somos el peor enemigo de nosotros mismos. Muchos hábitos y actitudes pueden robar tus momentos de felicidad, tienes que descubrirlos para no reproducirlos.

Si quiere sentirse más feliz y cultivar su alegría de vivir, debe deshacerse de estos 10 hábitos que le roban su felicidad.

#1. Criticar a los demás.

Criticar a los demás indica una falta de autoestima y confianza en sí mismo. Una forma de ser negativo que tiene un impacto en su propia felicidad y la de sus seres queridos.

Las personas que critican o juzgan a otros solo hacen juicios que no se atreven a reconocer, por ejemplo, si alguien trata a alguien de incompetente, es simplemente una evidencia de su propio miedo a ser percibido como incompetente.

Si desea ser feliz, acepte los defectos y las deficiencias de todos y deje de juzgar a los demás. Nunca olvides que nadie es perfecto y que todos trabajan por su cuenta para avanzar y convertirse en la mejor versión de sí mismos.

#2. Ser ingrato.

La gratitud es considerada una de las formas más rápidas de alcanzar la felicidad. Ser ingrato trae miseria y sufrimiento interno. Incluso durante los días más oscuros, todavía hay cosas por las que debes estar agradecido.

Si la práctica de la gratitud es algo nuevo para usted, comience con las pequeñas cosas, por ejemplo, si solo tiene un dólar en el bolsillo, sea agradecido. Para ser más feliz y para estimular la felicidad en su vida, sea agradecido y satisfecho con lo que tiene, no piense en cosas que no tiene, o en objetivos difíciles de alcanzar. Primero, tome una visión positiva de su vida y el resto vendrá solo.

#3. Tener alguna adicción o dependencia.

Es importante reconocer sus adicciones. Las adicciones se pueden manifestar mediante el uso regular de drogas o el consumo excesivo de alcohol, alimentos u otras sustancias para sentirse mejor y evitar estar completamente comprometidos con la vida. Muchas personas no son adictas, pero aún prefieren el uso de ciertas sustancias, o incluso drogas, para sentirse bien.

Si tu búsqueda de la felicidad pasa por unas copas de vino o un pote de helado todos los días, es hora de reevaluar estos malos hábitos para ver si te están dando la felicidad. Si crees que estás en la misma situación, trata de detenerte para ver cómo te sientes, podría funcionar. Te sentirás más libre.

#4. Tener el control de todo.

A menudo, tendemos a querer controlar todo, pensando que nos dará una sensación de seguridad. Pero nadie puede controlarlo todo. De hecho, algunas cosas siguen siendo incontrolables, lo que puede frustrarte y hacerte infeliz.

Por otro lado, tu actitud y tus reacciones ante ciertas situaciones son algunas de las cosas que puedes controlar, así que piensa en ser positivo y reaccionar de la manera correcta para atraer felicidad y alegría a tu vida.

#5. Culpar a los demás.

Los seres humanos tienden a culpar y culpar a otros por sus propios errores y malas decisiones. Según el Dr. Brene Brown, científico social, culpar no es más que una descarga de dolor. Cuando nos sucede algo doloroso, la mayoría de nosotros encontraremos automáticamente algo o alguien a quien culpar por el alivio del dolor.

Culpar se convierte en una forma de reducir la miseria y la angustia psicológica. Lo que es extraño es que, al principio, la culpa puede ser efectiva, pero su efectividad no dura mucho.

Trate de controlarse durante sus momentos de tristeza y dolor y deje de culpar a otros por sus propias decisiones.

#6. Vivir pensando en el pasado.

Sólo hay un lugar donde puedes estar: ¡el presente! Si constantemente piensa en el pasado y lamenta su destino, tenga la seguridad de que nunca volverá a ser feliz.

El pasado debe servirte para extraer las lecciones correctas y seguir adelante, no perseguirte y evitar que den lo mejor de ti. Asimismo, el futuro está fuera de control y te abruma. No pienses demasiado, porque te arriesgas a perderte los mejores momentos de tu vida: aquí y ahora.

#7. Autolesionarte.

Muchas veces somos nuestro peor crítico. Conocemos nuestras debilidades, nuestras faltas y nuestros pretextos. Pero decir autolesiones es una de las formas más rápidas de perseguir la felicidad.

Toma conciencia de tu conversación mental. ¿Qué tipo de discurso silencioso pasa por tu mente? Reemplaza esta charla negativa con pensamientos positivos sobre ti mismo. Sepa dar lo mejor de sí mismo, amarse en abundancia y no ser desagradecido.

Cuando te encuentres diciendo cosas malas para ti mismo, detente en seco y convierte este discurso en su opuesto: anímate, di buenas palabras y motívate más positivamente.

#8. No ser tú mismo.

Eres único y sagrado. Nadie es como tú, nadie tiene tu originalidad o tu poder creativo.

Si quieres ser feliz, debes dejar de tratar de ser alguien que no eres. Acepta quien eres. Ser no auténtico, tratar de compararte con los demás y actuar de manera inconsistente con quien realmente eres te privará de tu propia felicidad.

#9. Dejar las cosas a medias.

Cuando pone las cosas en reposo, no se deshace de ellas, simplemente crea tareas aún más difíciles y complicadas. Complete lo que tiene que hacer y deje de posponer constantemente.

Clasifique y divida sus tareas a realizar por día, por semana. Organícese y haga su planificación para evitar el efecto de bola de nieve de la dilación. A veces, las cosas más aburridas o desagradables son también las que deben hacerse para ser felices.

#10. No establecer pasos para lograr tus metas.

Muchas cosas no pasan de la noche a la mañana. Si tiene un sueño o una meta, la mejor manera de hacerlo es establecer pequeños pasos fáciles y a su propio ritmo. Si no avanza y se impide avanzar hacia sus objetivos, puede privarlo de la felicidad del logro. Tome su felicidad en serio y trabaje duro mientras establece sus sueños y metas.

Previous post

12 Cosas que las personas felices hacen de manera diferente

Next post

9 Buenas señales de que estás en la relación correcta

Latin Money