Saltar al contenido

10 Reglas judías que te harán rico

La filosofía de los judíos para hacer dinero es impresionante, sobre todo por los conceptos fuera de caja, preste atención.

#1. Creer en la dignidad y la moral de los negocios

A los judíos se les enseña a hacer negocios con honestidad y moralidad, y usted tiene un producto o servicio que la gente quiere o necesita, entonces está haciendo del mundo un lugar mejor y está haciendo feliz a la gente.

Este principio es maravilloso e importante para comprender que lo que usted hace para ganarse la vida es un acto de servicio al mundo y a otras personas. Sé valioso para la gente, y si un negocio se hace bien, el dinero fluirá hacia ti.

¿Crees que no eres un hombre de negocios?

La verdad es que todos estamos en el negocio, desde el CEO de Apple hasta la mamá que se queda en casa. Aportamos valor a los demás en una forma u otra.

#2. Amplíe su red

Es importante conocer a la mayor cantidad de personas posible y tener un interés genuino en ellos.

Solo mediante la participación activa con otras personas, se pueden crear circunstancias de riqueza. Es posible que haya notado que las personas tienden a hacer negocios y favorecen a otras personas con las que tienen una relación.

Tenga en cuenta que el elemento clave aquí es ser genuino. Toma atajos y finge que tus relaciones no te llevarán a ningún lado de la vida.

La vida comunal judía está vinculada al sábado, la sinagoga y las celebraciones judías que reúnen a muchas personas que pueden no conocerse entre sí.

Estas son excelentes oportunidades para establecer contactos y establecer relaciones fuera del propósito comercial solo en un ambiente de “¿qué puedes hacer por mí?”.

Piensa en alguna persona exitosa que conozcas. ¿Tiene muchas conexiones?

#3. Conócete a ti mismo

Conocerte a ti mismo es importante para ser efectivo en cualquier cosa que hagas. La gente quiere hacer negocios contigo solo si pueden relacionarse.

Lo que la gente valora más en los demás para hacer negocios es:

  • La confianza; Todos queremos hacer negocios con personas en las que creemos que podemos confiar e incluso conectarnos en un nivel algo espiritual.
  • Determinación; Sepa lo que quiere para que pueda lograr sus metas. Entiende lo que te motiva a ti ya los demás.
  • Persona de carácter; Cuando te conviertes en una persona de carácter, te conviertes en alguien que la gente quiere admirar, conocer y hacer negocios.
  • Constante; La consistencia lo ayuda a aprender a ser disciplinado y diligente en la realización de cualquier objetivo que pueda tener en la vida. La gente le gusta tratar con personas estables.

#4. No trates de ser perfecto

La vida, la inversión y los negocios nunca van a ser perfectos. Siempre hay problemas e imperfecciones en el camino. Entonces, no te preocupes demasiado por eso, simplemente sigue adelante.

Debido a la imperfección, siempre habrá dueños de negocios maliciosos, personas pobres que intentan engañarte y que no recibirán tratamientos en el trabajo. Eso es vida. No culpes a los demás ni al capitalismo por eso, nada puede ser perfecto.

En los negocios, recompensa a aquellos que son impulsados ​​por la cooperación y la obligación a otros. Los judíos creen firmemente en el capitalismo incluso antes de que existiera.

#5. Sé un líder

La tradición judía enseña que, de alguna manera, todos somos líderes. Según la tradición judía, un líder es simplemente alguien que tiene seguidores. No puedes ser un líder sin seguidores.

Tomar medidas y las oportunidades para llevar a la riqueza surgirán.

Según los judíos, para ser un líder efectivo necesitas:

  1. Visión; Mantén tus ojos en el panorama general mientras alineas a tus seguidores con el objetivo final.
  2. Aprende a seguir; No puedes liderar si no puedes seguir a tu líder.
  3. Enfrentamiento; Debes tener el coraje de presentar y mantener la visión, incluso frente a la oposición.

#6. Abrazar los cambios

El mundo es dinámico, como las personas y los negocios. Mantén una mente abierta a los cambios porque traen prosperidad.

Este proceso de “Destrucción Creativa” (deshacerse de lo antiguo en favor de lo nuevo y lo mejor) es un elemento esencial de la creación de riqueza que genera prosperidad a largo plazo, aunque puede causar cierta turbulencia a corto plazo.

#7. Planifique el futuro

Cuanto mejor puedas planificar para el futuro, más éxito tendrás en la vida.

Aprendiendo del pasado, tomando el tiempo para analizar el presente y detectar tendencias. Esto funciona muy bien en la inversión.

Reconoce lo que puede y no puede afectarte; Cualquier circunstancia que tenga un efecto directo en usted, negocio y vida. Por ejemplo, ¿qué harías si pierdes tu trabajo?

Interpretar eventos sin emoción; La emoción ciega la lógica. Sé que no es fácil, pero intenta hacer un esfuerzo para distanciarte emocionalmente de cualquier cosa para que puedas tomar mejores decisiones.

Cualquier circunstancia no es nueva; mira la historia para tus dudas. En algún lugar, hay una respuesta para ti.

Esté atento a los patrones; Ya debes haber notado que en la vida hay patrones que se repiten.
Por ejemplo, la mayoría de los inviernos tienen nieve. Conozca las tendencias, los precios históricos de la moneda, los ciclos de mercado y más para moldear su futuro para el mejor.

Visualiza tu futuro; Este estado de ánimo te ayudará a hacer realidad tus pensamientos.

Edúcate a ti mismo; El conocimiento te permitirá ser libre.

#8. Entender el dinero

El dinero es un sistema de comercio simple que se basa en la confianza. Cualquier país que no sea confiable usualmente tiene una moneda débil.

Entonces puedo decir que el dinero es una representación física de lo que has hecho por otros. Cuanto más tienes, más has cambiado el mundo.

#9. Saber donar

Rich Jewish debe regalar el 10% de su dinero a organizaciones benéficas u otros medios para ayudar a los necesitados.

Esto puede sonar ilógico, pero la tradición judía (y cristiana) enseña que cuando regales tu dinero, más te devolverá.

Si eres visto como una persona generosa, que siempre da y nunca pregunta, serás considerado exitoso y confiable. Más negocios irán a tu manera.

#10. Nunca te retires

Según la sabiduría judía, retirarse temprano no es algo bueno. Planear jubilarse a cierta edad es una receta para la infelicidad.

Dios nos creó para trabajar. Su utilidad para el mundo no es un recurso finito que se agota, por lo tanto, cuando se jubila y ya no se agrega al mundo a través del trabajo, se deteriora.

Por lo tanto, una de las claves de la longevidad es cuidar a los demás. La vida gira en torno a las relaciones, y cuidar a los demás a través del trabajo nos ayuda a cuidar de nosotros mismos también.

Cualquier forma de agregar valor a este mundo se considera un trabajo para los judíos. Si no traemos ningún valor, somos un espacio vacío que ocupa el cuerpo.

Entonces, mañana por la mañana, mientras va a trabajar, tenga en cuenta que su trabajo creativo agrega valor al mundo.

Debemos continuar agregando al mundo de alguna manera hasta que sea imposible hacerlo. Esto es lo que nos mantiene en movimiento, satisfecho y feliz.

Comentarios

Latin Money

menú