Películas

13 Enseñanzas de Forrest Gump que marcaron a todos los que vieron la película

– ¿Eres tonto?
– Mamá dice que un tonto es el que hace tonterías.

#1. “Mamá solía decir que un hombre necesita mucho dinero y no más, y el resto solo sirve para hacer un pavo real”. Conserve para usted solo lo que necesita, el resto, déjelo ir, déselo a quienes más lo necesitan.

#2. “Corre Forrest, corre” Quien nos ama realmente sabe apreciar nuestros mejores lados y subrayar nuestras habilidades y fortalezas. Saber escuchar nos puede llevar lejos.

#3. “Mantenga sus promesas” Forrest ha cumplido su promesa a Bubba y se ha convertido en el capitán de un barco camaronero. Su tenacidad le ha traído beneficios a él, a la familia Bubba e incluso al teniente Dan.

#4. “Deja que el Universo te cuide”. En cada momento de su vida, donde quiera que esté, Forrest nunca ha tenido miedo de nada.

#5. “Bubba fue mi mejor amigo, e incluso puedo entender que no es algo esté a la vuelta de la esquina”. Ama a tus amigos de una manera incondicional.

#6. “Ora por quien quieras o lo que quieras. Un día, inesperadamente, aparecerán todos los cangrejos”. La importancia de tener fe.

#7. “Lo bueno cuando uno se lesiona en la espalda es el helado. Me dieron todo el helado que quería”. Sacarle lo positivo a las adversidades de la vida.

#8. “Mire el mundo siempre con nuevos ojos”. La inocencia de Forrest le permitió mirar a las personas sin juzgarlas.

#9. “Cuando estaba cansado dormía, cuando tenía hambre comía, cuando tenía que hacerlo… en resumen, lo hice”. Tu cuerpo es tu mejor aliado.

#10. “Mamá siempre decía: la vida es lo mismo que una caja de chocolates. Nunca sabes lo que te va a tocar”. No estés ansioso, y piensa que hay una solución para todo.

#11. “La verdad, aunque yo siempre iba corriendo, nunca pensé que eso me llevara a ningún lado”. Él corría literalmente, pero no deja de ser una metáfora del mundo en el que vivimos, en el que todo va excesivamente rápido.

#12. “Supongo que a veces no hay suficientes piedras”. El pasado a veces pesa demasiado y no tenemos recursos para deshacernos de él.

#13. “Yo no sé mucho de casi nada”. Una sentencia que más de uno tendríamos que recordar y aplicar.

Previous post

10 Cosas que debes saber antes de andar con un emprendedor

Next post

Casarse con una mujer inteligente alarga la vida de los hombres

Latin Money