Saltar al contenido

16 Rasgos de los líderes de alto calibre

¿Qué hábitos ponen en práctica los grandes líderes? Aquí la nota.

Para muchos dueños de negocios, formar un grupo de miembros del equipo creativos y apasionados parece un sueño lejano que nunca podrán lograr. ¡Pero no tiene que ser así!

Inspirar a un equipo para que lo siga no se trata de dinero o control: se trata de liderazgo. Entonces, ¿qué hace un gran líder?

#1. Ama a tu equipo

Los miembros de su equipo no son unidades de producción. Son personas que tienen esperanzas, sueños, miedos y luchas. Cada uno de ellos merece ser tratado con respeto, dignidad y un corazón cariñoso. “Ama bien a tu equipo”, Trátelos como familia, y actuarán como familia.

#2. Elógialos

Adquiera el hábito de atrapar a las personas haciendo algo bien y avisarle al respecto. Un cumplido sincero es tan inusual que te distingue de inmediato. Un simple asentimiento o una sonrisa mostrando tu aprobación será suficiente. Tómese unos minutos para escribir una nota personal o dígales en persona qué gran trabajo están haciendo. ¿O qué tal reconocerlos delante de sus compañeros? Estos simples gestos pueden crear magia en cuestión de momentos y pueden iniciarse fácilmente hoy.

#3. Raramente usa tu poder

Un “jefe” tiene un control férreo en su equipo, esperando que cada empleado salte inmediatamente a su comando. Tienen más reglas que Stalin, y pasan todo su tiempo asegurándose de que se cumplan sus mandatos. Los trabajadores saben que “el jefe” tiene todas las cartas. Desafíalos, y podrías irte en un instante.

Un líder, sin embargo, se da cuenta de que el único poder que pueden usar es la persuasión. Como dice Dave: “Si quieres empleados, dales órdenes. Si quieres miembros del equipo, explica por qué haces lo que haces. No lideres con amenazas y miedo”.

#4. Trata a las personas como te gustaría que te trataran

Si desea un equipo que sea leal, creativo y esté dispuesto a seguirlo hasta los confines de la tierra, respete la regla de oro: “Haga con los demás lo que usted quiere que le hagan a usted” (Lucas 6:31). Simplemente ponte en sus zapatos. Cuando esperas ser alabado, alabar. Si hay un problema con el que quieras ayuda, echa una mano. Si esperas un aumento de sueldo, dalo. No importa la situación, detente y piensa, ¿cómo me gustaría que alguien me tratara?

#5. Hazles saber cuál es tu visión

Si juegas por algo más grande que tú, juegas mucho más fuerte e inteligente. Y lo mismo se aplica a su equipo. Trabajan más duro porque hay una sensación de vocación. Entonces, ¿cómo le dices a tu equipo que están haciendo algo importante? Dígales repetidamente para qué están trabajando y por qué. Comparte tu visión temprano y con frecuencia.

#6. Mírese en el espejo

Su organización no puede crecer más allá de sus cualidades de liderazgo. Por suerte, hay una solución. “Puedes decidir quién quieres ser y luego tratar el asunto de convertirte en esa persona”.

#7. Sea buen comunicador

¿Cuál es la mejor manera de matar la moral y aumentar el descontento y la ira? Falta de comunicación. Siempre deja que tu equipo sepa lo que está pasando, tanto lo bueno como lo malo. La creación intencional de una cultura de comunicación le permitirá ver rápidamente las recompensas. “No seas un comunicador de hongos, que deja a su gente en la oscuridad y la alimenta con estiércol”. Apesta.

#8. Debes predicar con el ejemplo

¿Quieres que la gente cambie sus acciones? Luego hay que guiar e inspirar a ellos a través de la forma en que se lleva a sí mismo. Da el ejemplo por lo que dices, haces y cómo reaccionas ante los demás. Tu equipo seguirá tu liderazgo.

#9. Carácter e integridad

Uno de los bloques de construcción más básicos de cómo ser un buen líder es poseer un fuerte carácter e integridad. En todo momento, no solo cuando alguien está prestando atención a lo que estás haciendo. La integridad es profunda. Es el núcleo de quién eres.

#10. Actúa Profesionalmente

Esto puede ser evidente cuando se trata de cualidades de liderazgo, pero recuerde que debe comportarse de manera profesional. Es muy difícil esperar respeto de los demás cuando te portas mal.

#11. Sea confiable y aprenda a confiar en otros

Los líderes deben tener la plena confianza de su equipo, pero para obtenerla, debe comportarse de una manera confiable. Usted quiere que su equipo sepa que tiene su respaldo y que lo apoyará sin importar lo que pase. Cumplir sus promesas y decir lo que dices. Sea un líder confiable con el que puedan contar. Y si sientes que no puedes confiar en alguien, no los contrates para formar parte de tu equipo. Solo contrate a miembros del equipo que sepa que realizarán el trabajo con honestidad e integridad.

#12. Empoderar a otros

Los grandes líderes alzan a los demás. Los equipan para poder asumir la tarea en cuestión y confían en que pueden estar a la altura de las circunstancias. Contrariamente a la creencia popular, ser un buen líder no incluye la microgestión.

#13. Debe ser Leal

En un mundo donde la gente cambia de trabajo más rápido que los jugadores de la NBA, la lealtad se ha convertido en un arte perdido. Y muchos líderes esperan una lealtad completa de aquellos con quienes trabajan, pero es una calle de doble sentido. El carácter de cualquier buen líder siempre debe incluir la lealtad. Necesitas ser leal a los miembros de tu equipo y a tu misión como un todo.

#14. Debe generar resultados.

Los líderes son más que capaces de hacer el trabajo. Puede contar con un gran líder para seguir y ejecutar el plan. Demuestran fuertes cualidades de liderazgo al trabajar duro y no tirar la toalla cuando surgen obstáculos.

#15. Deben aceptar el cambio

Cualquier buen líder sabe que el cambio ocurrirá dentro de una organización. El flujo y reflujo de una empresa a lo largo del tiempo es parte del proceso natural. Un gran líder sabe cómo adaptarse a los cambios, cuándo aceptar los cambios y la forma correcta de gestionar su propio cambio de reacción.

#16. Sé un líder de servicio

Ser un líder de servicio no significa que esperas a los demás con las manos y los pies. Significa que sirve a su equipo y les permite ser grandes en lo que hacen. Es hacer las preguntas más grandes, ¿Cómo me gustaría ser tratado en esta situación? ¿Cómo querría que alguien me apoye?

La clave para convertirse en un gran líder es servir a su equipo ya todos los que lo rodean poniéndolos primero. Si lo haces, recibirás un reembolso completo con lealtad, trabajo duro y resultados extraordinarios.

Comentarios

Latin Money

menú