Consejos y Frases

3 Trucos psicológicos para vender más ¿cómo funciona la mente del consumidor?

Si no vendes, te venden. Aquí 3 claves para dominar el mundo de las ventas.

Sin lugar a dudas existen muchas formas efectivas de venta, ¿Quién no ha vendido algo durante su vida? Sin temor a equivocarme les diré que las ventas están ligadas a las personas siempre, por ejemplo: cuando te presentas a una entrevista de trabajo ¿Qué es lo que pretendes hacer? Vender tu imagen, tu experiencia, y para ello te preparas, ¿no es así? Le das al reclutador un discurso formal que muchas veces no es tu forma de actuar, pero lo haces porque estas interesado en el trabajo, por lo tanto, es una forma de venderse.

Con el avance de los estudios entre los vendedores y consumidores se determinó que las “neuro ventas” son más efectivas porque van directo a la mente del consumidor y de eso hablaremos en este artículo.

Jurgen Klaric, autor del libro “Véndele a la mente, no a la gente” nos muestra algunas técnicas de cómo venderles a las personas utilizando esta estrategia de las neuro ventas.

Aquí un pequeño resumen con 3 trucos efectivos según su libro:

#1. Véndele a la mente no a la gente.

Muchas veces, las personas no tienen la menor idea de lo que quieren comprar, pero un buen vendedor puede cambiar radicalmente la decisión del 75% de los compradores en menos de 30 minutos. Y esa es la prueba de que la gente que llega a un establecimiento comercial no tiene idea de lo que quiere o necesita.

Cree saber lo que quiere adquirir, pero está ávido porque tú le digas que debe comprar. Un gran vendedor le tiene que decir a la gente qué le conviene y plantearle los tres escenarios emocionales para que decida con su pequeña racionalidad.

#2. Suspírale al reptil, encuentra la venta reptil.

Anarquía, felicidad, control, dominación, reproducción, placer, seguridad, protección, trascendencia, unión de la tribu, exploración, movimiento. No importa quién eres ni de que cultura vienes, todo esto vive en tu cerebro y si tu producto puede cubrir una de estas cosas, vas a vender mar rápido.

Todos estos son reptiles que hay que activar. Debes preguntarte si tu producto o servicio activa el control, la exploración, el placer, la dominación, el reconocimiento, la trascendencia, la protección o cualquier otro. Y cuando descubras cual es, úsalo.

#3. Pídele que toque, sienta e interactúe.

“Señorita, toque este zapato, mire lo que es el cuero de verdad, ya pocas empresas hacen zapatos de cuero, pruébelos, siéntalos”. Es fascinante hacer que la gente interactúe con los productos y ver cómo van enamorándose de ellos.

Me encanta esta frase de Benjamin Franklin: “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. Y la verdad es que en neuroventas podríamos decir: involúcrame y me quedo contigo y con el producto.

¿Cuántas tiendas conoces que todavía tienen los productos detrás de un cristal? No los puedes tocar, ni oler. La gente tiene que manipular el carro, la bicicleta, el bolso o lo que sea que quiera comprar.

Previous post

Los 5 libros que todo millonario obliga leer a sus hijos para hacer crecer su fortuna

Next post

2 Millonarios que fueron más pobres de lo que piensas y salieron de la pobreza

Latin Money