Consejos y Frases

7 Consejos de un monje budista para limpiar tu casa y tu mente

Primero limpia tu casa y tu mente, lo demás, será sencillo.

Si trabajas todo el día y tienes que pasar más tiempo fuera de tu casa que dentro de ella, y cuando regresas encuentras todo desordenado. Entonces debes prestar atención a los consejos del monje budista Tulku Thondup.

Los monjes budistas y sus sabios consejos te ayudarán a enfrentar esta situación con serenidad y gratitud. Según la filosofía budista, la limpieza de la casa es fundamental porque nunca se terminan por sí mismas y completarlas significa limpiar los lugares en los que vivimos y, al mismo tiempo, renueva y regenera nuestro espíritu. Entonces, abandona el escepticismo y la negatividad y adopta los consejos de Tulku Thondup, el monje que traduce e interpreta los textos antiguos.

A continuación, enumeramos los 7 consejos para limpiar tu casa y tu mente.

#1. Respeto por la labor de otros.

Según los monjes budistas, debemos enfocar nuestra mente en el principio de que “aquellos que no cuidan sus objetos ni siquiera cuidan a las personas”.

Todo artefacto o bien que tengamos en casa, es el resultado del trabajo de alguien, quien lo creó o incluso lo inventó: debemos cuidarlo limpiándolo para mostrar gratitud y respeto por este trabajo.

#2. Ser agradecidos por las cosas que tenemos.

Los monjes budistas nos dicen que, debemos mostrar nuestro agradecimiento por las cosas que han sido útiles y, una vez utilizadas, nunca debemos tirarlas, sino darles la oportunidad de ser útiles para los demás. Por eso el reciclaje es esencial, ser agradecidos con lo que tenemos.

#3. Hacer la limpieza en paz y armonía.

La limpieza debe hacerse cuando uno está solo, cuando hay silencio, cuando las personas, los animales y la vegetación aún duermen: de esta manera, el corazón se sentirá sereno y la mente se enfrentará a la limpieza con tranquilidad. Las primeras horas de la mañana son perfectas para hacer las tareas domésticas.

#4. Deje que ingrese aire nuevo y fresco.

Según los monjes budistas, uno se carga de energía positiva al respirar aire nuevo, por eso ventile las habitaciones antes de limpiarlas: abra las ventanas incluso si hace frío para que salga el aire y respire nuevas, más frescas y más energizantes.

#5. No dejes servicios de cocina sin lavar en el fregadero.

Nunca te vayas a dormir dejando el fregadero lleno de platos sucios. En la naturaleza, cada proceso finaliza al final del día y el siguiente comienza de nuevo: romper este equilibrio, arrastrar acciones que deben terminar, solo trae energía negativa e inquietud.

#6. Manténgase enfocado en la limpieza.

Enfóquese exclusivamente en el acto de limpiar, evitando pensar en otra cosa: la atención debe estar solo en el “aquí y ahora”.

#7. Haga que todos participen y se involucren.

Debemos educar a otros sobre el arte de la limpieza: esto es para asegurarse de que cada uno cuide su propio espacio, asumiendo la responsabilidad de limpiar los objetos y los entornos utilizados.

Previous post

5 Libros que te ayudarán a convertirte en una empresaria exitosa

Next post

13 Películas inspiradoras sobre mujeres fuertes y determinadas

Latin Money