Consejos y Frases

8 Consejos para ayudar a superar los miedos de sus hijos

¿Como ayudar a nuestros hijos a superar sus miedos? Aquí la nota.

Usualmente los temores de nuestros hijos provienen de una experiencia traumática, una reacción sorprendente de sus padres, su mundo imaginario, etc. El niño necesita ser acompañado y apoyado para superarlos.

Encontrará en este artículo algunas herramientas que pueden permitirle acompañar con amabilidad y respetar los temores de su hijo.

Nunca debes obligar a un niño a enfrentar algo que lo asusta antes de que esté listo para hacerlo.

#1. AYÚDELO A USAR SUS HABILIDADES PARA SUPERARLO.

Debemos ayudarlo a encontrar, en sí mismo, los recursos para cruzar y superar su miedo. No dudes en recordarle el miedo que ha logrado enfrentar, esto le permitirá sentirse orgulloso y ganar confianza para enfrentar esta nueva etapa.

Dígale cosas como estas: “¿Recuerdas un miedo que tuviste y luego lo superaste?”.

Guíelo: “¿Recuerdas cuando temías quedarte dormido solo en tu habitación debido a los monstruos?”. “Un día me dijiste que necesitabas que me quedara hasta que te fueras a dormir. Y te las arreglaste para quedarte dormido solo. Y recuerdas lo feliz que estabas por venir y decirme que habías pasado la noche en tu cama”.

Deje que su hijo recuerde estas emociones de orgullo y confianza en sí mismo.

#2. AYÚDELO CONTÁNDOLE SUS PROPIAS EXPERIENCIAS.

Después de escuchar y acompañar al niño para encontrar su propio camino, podemos contarle sobre nuestras propias experiencias y cómo las pasamos. ¡Esto lo tranquilizará al saber que todos hemos estado asustados en algún momento!

Expresarle con toda sinceridad los temores que nos han marcado, pero obviamente que no le pertenecen y que no pueden desarrollarse.

#3. RESPONDA RACIONALMENTE A LAS PREGUNTAS.

Usted puede ayudar a su hijo a “entender su miedo”. Probablemente necesita respuestas racionales a lo que no sabe, que no entiende, el objeto de su miedo.

Por ejemplo: “Mientras a ella le encantaba jugar en el jardín, Luisa no quería ir allí debido a los “monstruos negros”. Después de escuchar para describir estos monstruos, entendimos que el objeto de su miedo era la sombra de los árboles. Le explicamos este fenómeno jugando con una lámpara y pequeños objetos que podía mover para crear sombras, sombras en la noche en su habitación. Ella superó rápidamente su miedo y salió a jugar sin miedo.

No dude en usar diferentes medios para responder las preguntas de sus hijos: libros que tratan sobre el miedo, la exposición y los juegos.

#4. BUSQUEN JUNTOS IDEAS Y CONSEJOS PARA ENFRENTAR SU MIEDO.

Que nos dé sus ideas sin juzgarlas. Al igual que con cada “búsqueda de soluciones”, su hijo seguramente lo sorprenderá mucho por sus capacidades de reflexión e imaginación. Guíalo evaluando con él las pistas evocadas.

Si la solución elegida por el niño no funciona o no es suficiente para ayudarlo a superar su miedo, analice con él la situación y vuelva a buscar ideas.

#5. MOSTRAR RESPETO POR EL MIEDO.

Todo miedo merece una bienvenida respetuosa, para que el niño sienta el derecho a tener miedo. Incluso si realmente no comprendes lo que lo asusta, no niegues sus emociones y sentimientos, por el contrario, recuérdalos: “Tenías miedo del payaso, entiendo, esta es la primera vez que lo ves”.

#6. SABER ESCUCHAR.

Escuche al niño para comprender lo que percibe como una amenaza, como un peligro potencial a través de este miedo. Ayúdelo a expresar, verbalizar y definir su miedo a través de preguntas abiertas y amplias. “¿Qué sentiste cuando viste al payaso subir al escenario? ¿Qué es lo que no te gusta en su disfraz?”. Deja que el niño hable sin interrupción, y aceptar sin burla, ironía, etc. Las explicaciones y dudas de tu hijo.

#7. RECONOZCA EL MIEDO.

Acepte y reconozca el miedo de su hijo “Tenías miedo del payaso, entiendo, yo también me asusté cuando sonó su trompeta y saltó por todas partes” Sin intentar resolver el problema en su lugar, muéstrale tu apoyo y tu comprensión de este nuevo desafío que tendrá que superar.

#8. TRANQUILIZARLO CON SU APOYO.

Su hijo necesita escuchar que es muy común y normal tener miedo de ciertas cosas. Para tranquilizarlo según la necesidad sentida: sosténgalo en sus brazos, dígale que no tiene que preocuparse, que usted está allí para ayudarlo y acompañarlo.

Previous post

Las 6 reglas del Hombre Más Rico de Babilonia para la construcción de riqueza

Next post

6 Consejos para cuidar la salud mental

Latin Money