Saltar al contenido

9 Rasgos de personalidad para identificar a la gente falsa

¿Cómo identificar a la gente falsa? Aquí la nota.

¿Cómo definimos a una persona que es malvada? Es posible que hayas conocido a alguien que, en tu opinión, es una persona malvada, pero otras personas la aprecian. ¿Significa esto que es una persona mala o buena?

Los científicos dicen que hay ciertos rasgos de personalidad que puedes buscar para determinar si tienes una persona verdaderamente malvada en tu vida.

De acuerdo con un grupo de investigadores de Dinamarca y Alemania, el Factor Oscuro General de la Personalidad (factor D) puede indicar en qué medida una persona tiene rasgos oscuros que causan conductas éticas, morales y sociales dudosas.

A lo largo de los años, ha quedado claro que los rasgos oscuros a menudo están relacionados entre sí.

El factor D se define como “la tendencia básica a maximizar la propia utilidad a expensas de los demás, acompañada de creencias que sirven como justificaciones de los comportamientos malévolos”.

Las personas que obtienen un puntaje alto en el factor D son, por ejemplo, aquellas que simplemente quieren dañar a otros deliberadamente. También hay quienes se niegan a ayudar a otros en necesidad a menos que les beneficie. Estas personas no derivan “utilidad” en el éxito de los demás. Realmente no serán felices si algo bueno le sucede a alguien que no sea a ellos.

Según los investigadores, la utilidad se refiere al logro de la meta. Para aquellos que obtienen puntajes altos en el factor D, se busca la maximización de la utilidad a pesar de ser contrario a los intereses de los demás o incluso para lograr resultados negativos en otros.

Como informa Scientific American, los investigadores proponen que cualquier rasgo oscuro se reducirá a al menos una de las características definitorias del factor D. Por ejemplo, los que tienen un puntaje alto en narcisismo podrían justificar particularmente la creencia de que son superiores, mientras que los que tienen un puntaje alto en sadismo pueden poner un mayor énfasis en derivar la utilidad de provocar desigualdad activamente para otros.

Sin embargo, argumentan que cualquier rasgo oscuro único estará relacionado con al menos uno (y típicamente varios) de los aspectos definitorios del factor D; es decir, hay un núcleo común que subyace en las diferencias individuales en todas las medidas de rasgos oscuros “.

Estos son los 9 rasgos que componían su factor D:

El egoísmo. La excesiva preocupación por el propio placer o ventaja a expensas del bienestar de la comunidad.

El maquiavelismo. Manipulación, afecto insensible y orientación de cálculo estratégico.

Desvinculación moral. Una orientación cognitiva generalizada hacia el mundo que diferencia el pensamiento de los individuos de una manera que afecta poderosamente el comportamiento no ético.

El narcisismo. Un motivo que todo lo consume para el refuerzo del ego.

Derecho psicológico. Un sentido estable y generalizado de que uno merece más y tiene derecho a más que otros.

Psicopatía. Déficits en afecto, insensibilidad, autocontrol e impulsividad.

Sadismo. Infligir intencionalmente dolor o sufrimiento físico, sexual o psicológico en otros para afirmar poder y dominio o por placer y disfrute.

El interés propio. La búsqueda de ganancias en dominios socialmente valorados, que incluyen bienes materiales, estatus social, reconocimiento, logros académicos u ocupacionales y felicidad.

Despecho. Una preferencia que dañaría a otro, pero que también implicaría daño para uno mismo. Este daño puede ser social, financiero, físico o un inconveniente.

El psicólogo Scott Barry Kaufman ideó una versión corta de la prueba del factor D en su artículo para Scientific American.

Gracias a http://www.messagetoeagle.com/

Comentarios

menú