Saltar al contenido

9 Valiosas lecciones que debemos aprender de la cultura japonesa

Los japoneses siempre nos dan el ejemplo sobre la manera tan disciplinada en que realizan sus actividades, al mismo tiempo de ser personas muy amables y responsables.

Tenemos mucho que aprender de la cultura japonesa, es por eso que aquí le dejamos 9 lecciones de vida, las cuales fueron experimentadas por una estudiante de la universidad al visitar este país tan hermoso.

Vivir en Japón me cambio la vida

Tengo un amor tan fuerte por la gente de Japón. Siento que son parte de mi familia, porque así es como siempre me trataron.

Me enseñaron mucho y me gustaría compartir con ustedes algunas de las lecciones que aprendí de la cultura japonesa.

Lección # 1: Mostrar respeto de forma activa debe ser parte de cada interacción que tenga

La inclinación es una parte importante de la cultura japonesa. Menciono eso, porque es una de las muchas maneras en que los japoneses hacen un esfuerzo para mostrar respeto entre sí, y es un ejemplo perfecto de mostrar activamente respeto hacia los demás.

Antes de ir a Japón, asumí que los japoneses se inclinan cuando se saludan y luego se cumple con el deber. Esto está lejos de la verdad.

Inclinarse es algo que sucede en todas las conversaciones, a veces casi constantemente.

Se convierte en una parte tan importante de tu naturaleza, que incluso terminas inclinándote cuando estás hablando por teléfono.

Cuando regresé a mi país, me tomó por lo menos un año dejar de inclinarme ante las personas.

Lección # 2: Las palabras más importantes que necesitas saber cómo decirlas

Algunas personas te dirán que los japoneses son falsos educados, pero yo construí suficientes relaciones con ellos para reconocer que sus palabras eran casi siempre genuinas.

Gracias (Arigatou): en Japón, todo el mundo dice gracias por las cosas más simples, y creo que realmente hace una diferencia en cómo se sienten las personas apreciadas. No me di cuenta de lo poco que dije gracias en inglés hasta que llegué a Japón, y descubrí que lo decía todo el tiempo (y que fue un cambio bastante grande para mí).

Lo siento (Gomen nasai): Algunas personas pueden decir que los japoneses se disculpan demasiado, pero me pareció muy reconfortante experimentar una cultura en la que las personas eran tan conscientes de cómo sus palabras y acciones afectaban a las personas que los rodeaban.

Está bien (Daijobu desu): dado que la gente se disculpa con usted todo el tiempo (generalmente por cosas que realmente no le molestan en absoluto), se vuelve realmente bueno al decir “está bien”.

Lección # 3: Hacer un esfuerzo adicional

Sé que a muchos de nosotros se nos ha enseñado a hacer un esfuerzo adicional, y algunos de nosotros probablemente pensamos que realmente estamos viviendo esa idea, pero creo que es muy raro que llevemos esto tan lejos como lo hacen los japoneses.

Dar instrucciones a una persona perdida es un ejemplo perfecto de cómo los japoneses realmente hacen un esfuerzo adicional.

En Japón, cuando pedía direcciones, la gente a menudo me acompañaba al lugar que buscaba para asegurarme de que no me perdía (incluso si tomaba mucho tiempo). Incluso un caballero me pidió que esperara en la parte inferior de una gran colina mientras él caminaba para ver si la dirección que estaba buscando estaba en la cima, porque no quería que tuviera que caminar todo el camino sin razón.

Lección # 4: La Naturaleza es un tesoro

Me encantó cómo los japoneses apreciaban los aspectos más simples de la naturaleza.

El ejemplo perfecto (y probablemente el más conocido) de esto es O Hanami, que es una parte importante de la cultura japonesa que implica tener un picnic debajo de las flores de cerezo cuando los cerezos están en flor.

Parece que todos se aseguran de hacer esto al menos una vez durante la temporada de los cerezos en flor.

De hecho, en algunos de los parques que son más conocidos por sus flores de cerezo, habrá tanta gente caminando para ver los árboles que casi no se puede mover en algunas áreas.

No solo los parques se llenan de gente, sino que las estaciones de tren y los trenes terminan llenos de gente que quiere disfrutar de los cerezos en flor.

Lección # 5: Mantener la comunidad limpia

En Japón, parece haber una obsesión general por la limpieza, y realmente lo convierte en un lugar agradable para estar.

Se enseña a los niños a valorar la limpieza de su comunidad a una edad temprana, ya que muchas escuelas en Japón les dan a los estudiantes el trabajo de mantener su escuela limpia.

Me sorprendió poder caminar por las calles de las grandes ciudades tan llenas de gente que es imposible no tropezar con alguien en la acera (otra razón por la que la gente tiene tantas oportunidades de decir que lo lamentan) y la ciudad estaba inmaculado.

No había basura por ningún lado. Las ciudades en Japón son increíblemente limpias.

Lección # 6: El reciclaje donde corresponde

Debo admitir que me tomó un tiempo descubrir cómo tirar mi basura en Japón.

Una vez, cuando me estaba mudando de un apartamento, teníamos un montón de revistas de las que teníamos que deshacernos, y lamentablemente nos habíamos perdido el día en que se recogían los artículos para reciclarlos.

Nos mudamos en los próximos días, por lo que no tuvimos más remedio que poner las revistas en una bolsa de basura para recoger con nuestra otra basura.

Aprendí que fue un error de turista novato.

Regresé a mi casa más tarde ese día y descubrí que mi bolsa de basura llena de revistas no solo había sido rechazada, sino que tenía un cartel adjunto con una caricatura de una tierra frunciendo el ceño que me decía que reciclara.

Lección # 7: No te preocupes por lo que no puedes controlar

La frase japonesa de uso común “Sho ga nai”. Básicamente significa, no te preocupes por lo que no puedes controlar.

Piense en lo que significaría para usted si realmente pudiera tomar esa frase en serio.

Ahora piense qué tipo de efecto tendría en su cultura si todos pudieran dejar de lado las cosas que no pueden controlar y enfocarse en las cosas que pueden.

No sé sobre usted, pero creo que las personas se preocupan demasiado por situaciones que están totalmente fuera de su control, y es probable que todos nos beneficiemos al dejar algo de ese estrés.

Lección # 8: Dedicar tiempo familiar para pasar tiempo de calidad con la familia

El Año Nuevo es, con mucho, el día feriado más importante de Japón, y puedo decirles que no vi gente en el centro, el día de Año Nuevo.

Una vez más, puede parecer que no es gran cosa para alguien que nunca ha estado en las grandes ciudades de Japón pensar que no había nadie en las aceras, pero permítanme recordarles que estas aceras normalmente están cubiertas por una masa gigante de personas (probablemente más de lo que puedes imaginar a menos que hayas visitado un lugar similar en población a Tokio).

El hecho de que pude caminar por la calle y solo encontrarme con algunos extranjeros como yo, me envió un mensaje bastante poderoso de que cuando es tiempo de familia, debería estar en casa y pasar tiempo con su familia.

Lección # 9: ¡Encuentra Razones para Celebrar!

Japón tiene todo tipo de celebraciones culturales durante todo el año por una amplia variedad de razones, y realmente saben cómo tener una celebración.

Por ejemplo, durante fines del verano y principios del otoño, casi todas las comunidades, grandes o pequeñas, tienen un festival Matsuri con comida, música, vendedores y bailes.

Hanabi, también conocido como fuegos artificiales para todos los que hablan inglés, también son una gran parte de la cultura. Los espectáculos de fuegos artificiales en Japón son espectaculares. A menos que lo veas tú mismo, realmente no sabes lo que te estás perdiendo.

Comentarios

Latin Money

menú