Actualidad

A los jóvenes no les alcanzará la vida para obtener una pensión

Los millennials que hoy aportan para la pensión de sus abuelos y padres a través de sus impuestos, terminarán teniendo un ahorro miserable para su propia pensión. Inclusive las Afores, a las que todo les ha ido bien, exigen cambios.

Será imposible para los jóvenes de hoy obtener para su futuro una pensión justa: no les quedará más alternativa que trabajar más allá de los 70 años y empezar a ahorrar desde muy jóvenes, y todo ello para obtener solo una fracción de lo que recibieron sus progenitores.

Muchos no entienden que los recursos de las Afores no serán suficientes, pues se estima que habrá 10 veces más adultos mayores trabajando de empacadores en las cajas de los supermercados.

Con el régimen anterior de pensiones, nadie recibía, tras de 500 semanas de cotización en el IMSS o en el ISSSTE, menos de 40% de su último salario.

Con el nuevo modelo, basado en cuentas individuales, se van a necesitar al menos 1,250 semanas para recibir un máximo del 30% del último salario. A muchos, el tiempo no les alcanzará para obtener una pensión justa, predice Alejandra Macías, del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El problema está en el diseño del modelo, que se basa en bajas tasas de cotización y retorno, pero en altas comisiones para las empresas que administran los ahorros de los trabajadores.

La tasa de cotización al IMSS es de 6.5% del salario del trabajador, contra el 15% que dictan las normas internacionales. Y la tasa de reemplazo (TR, que define el ingreso con el que se retira el trabajador) es de 28% de lo que ganaba antes de retirarse, cuando tendría que ser 70%  para garantizar una pensión mínima, indica el informe del CIEP.

Esta mala combinación derivará en una situación económica muy adversa para el trabajador mexicano, el cual, al ser cliente cautivo de las Afores, no tiene otra manera de prepararse para su retiro. Este año, El Melbourne Mercer Global Index (MMGI), que avalúa los sistemas de jubilación de 30 países, REPROBÓ AL SISTEMA MEXICANO, por ineficaz e insostenible, y lo ubicó en el lugar 27 en América Latina, Chile quedó en el lugar 10 y Colombia en el 14.

Otro problema que tendrán es que a medida que pasa el tiempo, el sistema de pensiones comienza a ser insostenible en México. Esto se debe a diferentes factores como el aumento en la población de adultos mayores y la prolongada esperanza de vida del mexicano, que ha hecho imposible el mantenimiento de las 10.8 millones de pensiones actuales cuyo pago demanda el 15.5 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación y el 3.7 por ciento del PIB nacional.

Expertos aseguran que la situación es preocupante pues si esto sigue así, para 2020 se calcula que el mantenimiento de pensiones equivaldrá al 4.4 por ciento del PIB mexicano.

Hay otros expertos que aseguran que el aumento en la vejez no es el verdadero problema en las pensiones, en realidad se trata de un problema más complicado. Advierten que la verdadera “bomba de tiempo” es el salario promedio actual, el cual es “insuficiente” para ahorrar.

En esa predicción se cree que el sistema de pensiones mexicano explotará en unos 25 o 30 años pues en ese futuro, un trabajador que hoy tiene 27 años y cotiza ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no podrá retirarse a los 52 años como lo hizo su padre, sino hasta los 67 años. Su hijo, cuando también llegue a esa edad, tendrá que esperar incluso más.

Hoy en día ante el IMSS cotizan 18 millones 994 mil 318 mexicanos. El Colegio Nacional de Actuarios (Conac) calculó que, de esa cifra, alrededor de 6 millones de personas, que pertenecen al sistema de pensiones de 1973, no podrán jubilarse a los 65 años y tendrán que esperar dos años más para cumplir con las mil 250 semanas de cotización.

Los otros 12 millones ya pertenecen al sistema de Afore actual.

Recordemos que la Ley del Seguro Social de 1973 pedía como requisitos tener mínimo 60 años y haber cotizado sólo 500 semanas para poder acceder a una pensión. Las leyes cambiaron y en 1997 ya se hizo una obligación que el trabajador mexicano tuviera 65 años, mil 250 semanas y haber empezado a cotizar a partir del 1 de julio de 1997.

La diferencia de esas dos leyes de pensión es que en 1973 existían, por cada pensionado, 14 trabajadores activos, pero en 2016 se registró que por cada cinco pensionados había 14 trabajadores. De seguir así esa proporción, en el futuro se deberá elevar aún más la edad de retiro para evitar una quiebra financiera.

Con información de Forbes México

Previous post

Warren Buffett cumple con su promesa y dona 3,600 millones de dólares a fundaciones

Next post

Los peores empleados son aquellos a los que tienes que estar controlando

Latin Money

Latin Money