Consejos y Frases

Aquellos que te desean lo peor, tienen que soportar que te pase lo mejor

De todos los sentimientos humanos, uno de los más dañinos es la envidia. Nadie puede ser feliz, sintiendo envidia. Nadie puede estar en paz, sintiendo envidia.

Pero este peligroso sentimiento está tan arraigado en nuestra cultura, que es parte de nuestro día a día. Toleramos la envidia e incluso la hemos convertido en parte de nuestro lenguaje cotidiano. Jorge Luis Borges, el gran escritor argentino, anotaba lo siguiente: “El tema de la envidia es muy español. Los españoles siempre están pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen: “Es envidiable.”

La ley natural del éxito sugiere que a usted le irá tan bien como desee que le vaya a otros. Es decir, lo que deseamos para otros, nos lo deseamos a nosotros mismos. Lo mejor que puede hacer una persona que quiere triunfar es concentrarse en su esfuerzo.  Los sentimientos dañinos son producto de estar más pendientes de vidas ajenas, que de nuestra propia vida. Alguien ha dicho que “el pasto al otro lado de la cera siempre se ve más verde.” Si enfocas en estar pendiente de la vida de los demás, va a pensar que la vida de los demás es mejor que la de usted. Si se enfoca en los talentos de los demás, va a pensar que los talentos de ellos son mejores que los suyos.

Los exitosos no pierden tiempo respondiendo la crítica insana. De hecho, la mejor forma de atraer el éxito es pensando en el éxito. Piense que todo el mundo desea que le vaya bien. Piense que la gente lo quiere y sienta gratitud por los demás. Los sentimientos positivos generan reacciones según su naturaleza: si usted quiere a la gente, la gente lo querrá. Si usted siente gratitud por los demás, usted recibirá gratitud.  Recuerde: el fruto que da a otros es fruto de la semilla que hay en usted. Solo podemos dar lo que tenemos.  Anote lo siguiente:

  • La mejor respuesta a la envidia es alejarse del envidioso. Alégrese con el éxito de los demás y aléjese de quien no se alegre de sus éxitos. Quien se incomoda con tu éxito, quiere tu fracaso. ¿Qué se puede hacer? Alejarse de esas personas.
  • Ignore la crítica negativa: A los únicos que no critican, es a los que no hacen nada. Los hacedores siempre están expuestos a la crítica. Lo siguiente que usted debe comprender es que nunca le gustará a todo el mundo. Escuche la opinión de los demás, pero aprenda a detectar la crítica insana e ignórela. A usted solo le puede afectar aquello que le importa, así que cuando le das importancia al envidioso, el envidioso se afecta. Por eso lo mejor es ignorarles.

Señores, el éxito precisa buena vibra. Espíritus positivos, mentes pacíficas. Prepárese para atraer lo mejor y a los demás siempre entrégueles lo mejor.

Previous post

El ascenso y la caída del hombre más rico de todos los tiempos

Next post

La Ley de la Atracción solo funciona si dejas de menospreciarte a ti mismo

Latin Money

Latin Money