Consejos y Frases

Banchero Rossi: 7 frases para desarrollar una mentalidad de magnate

En su tiempo, el hombre más rico de su país, pasando de vender jabones de puerta en puerta, a construir un imperio en la industria pesquera.

Luis Banchero Rossi –  1929 – 1972. La historia cuenta que cuando Luis Banchero Rossi era un adolescente que cursaba la secundaria, logró venderle a su profesor un viejo auto que su tío ya no usaba. Ese fue su primer gran negocio y esa fue la primera señal de que Banchero Rossi tenía potencial millonario. Fue un empresario peruano, conocido por ser el capitán de la industria pesquera. Banchero Rossi nació en el seno de una familia de migrantes y empezó su fortuna vendiendo jabones. Banchero se convirtió en multimillonario, llegando a codearse con magnates de la talla de Onasis y otros iconos empresariales de la época. Su historia constituye un ejemplo para la nueva generación de empresarios latinos. A continuación, algunas de sus frases:

En este país la plata está botada, sólo hay que recogerla. Si solo me dejaran hacer…

La forma de ganar dinero es haciendo negocios. Si quieres hacerte rico tienes que pensar y creer que allá fuera la gente tiene tu dinero. Si quieres ser rico, tus ojos tienen que ver riqueza.

Soy como un águila. Me gusta volar sólo con mis propias alas.

Los millonarios no tienen jefes: les gusta libertad y por eso arriesgan haciendo negocios. El millonario dice: “yo voy a ser mi propio jefe.” Tu mentalidad consiste en creer que si vas a tener un techo financiero, es el que tú mismo te pones.

En un país en que hay muchos bodegueros y pocos empresarios, los que somos empresarios seguimos adelante, como siempre.

Para Banchero Rossi lo importante es ser un empresario, un profesional de los negocios. No hacer pequeños negocios para subsistir, sino HACER EMPRESA. Los empresarios son los que sacan adelante al país, son los que crean trabajo.

La pesquería es un negocio de hombres, es un negocio en el que la iniciativa y la decisión del hombre son vitales, y hemos demostrado en nuestro país que la iniciativa de la empresa privada es la que ha permitido lo que se ha dado en llamar el milagro de la pesquería peruana.

 La historia dice que cuando Luis Banchero vio el negocio pesquero dijo: “me gusta el mar, no hay que arar, solo cosechar…” Ese mismo tipo es que años después convirtió a su país en potencia mundial en harina de pescado. AL mismo tiempo, se indica que era un empresario respetuoso de la ecología. Con todo, su mentalidad era la de dominar el juego. Parecía pensar: “si entras a la pesca, entra para dominar el mercado.”

 En realidad no me preocupa perder o hacer dinero, lo que no quiero es perder mi capacidad de construir. Eso es lo que me gusta: Construir…

Lo importante no es tener dinero, lo importante es tener la capacidad para crear negocios. El poder financiero no está en una cuenta bancaria, está en tu mente. Si sabes ganar dinero, puedes quebrar, y te vuelves a levantar. ¿Por qué? Porque tienes un ADN millonario.

 

Oportunidad significa dedicación, trabajo, esfuerzo, responsabilidad, que tiene que cumplir cada uno dentro de la función que le corresponde.

 

Banchero Rossi era un hombre de trabajo. Su ética de esfuerzo contemplaba el trabajo como máxima del progreso: si tú trabajas y pones todo de tu parte, pronto tendrás oportunidades. Ganadores no persiguen oportunidades, ganadores atraen a las oportunidades.

Yo hago dinero con mi lapicero.

 A la luz de los hechos, lo más importante que puede tener una persona es SU NOMBRE. El mejor capital de un empresario es su REPUTACIÓN. Si quieres hacerte millonario, tu palabra tiene que ser tu firma.

Previous post

Si construir su negocio significa dejar las discotecas, pues las dejamos

Next post

Cuando las emociones suben, la inteligencia baja

Juan Carlos Atoche

Juan Carlos Atoche