Consejos y Frases

¿Cómo educan los japoneses a sus hijos para que sean disciplinados?

Los japoneses son personas muy cultas, calmadas y disciplinadas. Y es que en Japón existe una cultura ancestral de transmitir buenos valores a los hijos.

La enseñanza se transmite a través del ejemplo, con lo cual, los padres fortalecen aspectos básicos de la vida de sus hijos, tales como, la independencia, el respeto hacia los demás, la ecuanimidad y la responsabilidad. Esto también va acompañado de un profundo respeto por la naturaleza y sus costumbres a través de leyendas y mitos.

Aquí les mostramos algunas de las formas en que los padres japoneses crían a sus hijos para que sean disciplinados.

Les enseñan a ser independientes.

En Japón, los padres alientan a sus hijos a ser independientes. Los niños van a la escuela sin compañía, incluso cuando utilizan el transporte público.

La tasa de criminalidad extremadamente baja del país significa que es seguro, y el sentimiento general entre los padres es que se puede confiar en la comunidad para ayudarla a cuidar de sí misma.

Les enseñan a ser moderados.

Un elemento crucial de la cultura de padres japonesa era la moderación.

Desde muy temprano, los padres alientan a sus hijos a mantener la paz y la armonía en la familia y alrededor de ellos, incluso si eso significa no expresar su angustia o enojo.

Les enseñan a ver el mundo como es.

Si bien la mayoría de los países tienen una certificación de “solo para adultos” o prohibición de películas, los padres japoneses no consideran que las imágenes sexuales o la violencia no puedan ser vistas por sus hijos.

Las pistolas de juego de aspecto realista todavía se venden en tiendas de juguetes. Hay imágenes sexuales en los “cómics de manga”, la cultura de dibujos animados de kawaii que está en todas partes, según la cultura japonesa, esto ayuda a equilibrar las cosas.

Les enseñan a respetar la naturaleza.

Debido a que la cultura de crianza japonesa tiene tanto que ver con la disciplina como con el apego, practican los mismos valores cuando se trata de la naturaleza. Y eso significa que un picnic bajo un árbol de cerezo es un evento, pero correr y jugar alrededor de ellos está estrictamente controlado.

Los parques y jardines están exquisitamente diseñados y cuidadosamente curados. Sobre cómo y cuándo los niños pueden correr y jugar está estrictamente controlado.

No hablan de sus hijos con los demás.

Mientras que la mayoría de los padres a menudo comparten sus pruebas de crianza y tribulaciones entre sí, los padres japoneses son diferentes, solo comparten sus problemas con sus confidentes más confiables.

Además, consideran que hablar de las actividades de sus hijos es una mala forma.

Sin embargo, la cultura de crianza japonesa es competitiva. La crianza de los hijos en Japón es extremadamente competitiva, y hay mucha presión para garantizar que sus hijos ingresen a las escuelas adecuadas. La preparación para los exámenes de ingreso es intensa.

No muestran su afecto públicamente.

Si bien a los padres japoneses les encanta la crianza con apego, no muestran su afecto públicamente. Las madres suelen llevar a sus bebés a todas partes, en vendajes o en un portabebés, llevándolos por la casa, a las tiendas, incluso en bicicleta por la ciudad. Esta cercanía física es, en muchos aspectos, cómo se expresa el afecto; No hay besos ni abrazos.

La mayoría de las familias japonesas duermen con la madre de un lado, el padre del otro y los niños del medio. Y que esta tradición continúa más allá de su fase preescolar.

Les enseñan a respetar sus leyendas.

A los japoneses les gusta compartir sus leyendas y mitos a través de cuentos interesantes y coloridos. En Japón es común compartir historias y personajes de leyendas japonesas y celebrar sus días festivos.

Es por eso que para los padres japoneses es común proyectar a los protectores como el más feo, una forma de amor duro.

Previous post

12 Hábitos que practican las parejas que son felices

Next post

La pobreza se combate con trabajo, no “con caridad” afirma Carlos Slim

Latin Money

Latin Money