Consejos y Frases

Cómo levantarme temprano incluso si amo dormir hasta tarde

Madrugar o levantarse temprano es un habito que se puede aprender, si nos levantáramos tan solo dos horas antes todos los días, estaríamos ganándole más de dos días al mes, que bien podríamos utilizar en realizar tareas productivas.

O tal vez para emplear este tiempo en nuestra salud con la práctica de algún ejercicio.

Hacer cosas que son importantes para nosotros en la mañana hace que sea posible tener la sensación de aprovechar al máximo nuestro día y tener un buen comienzo por el resto del día.

Así que, aquí te dejamos algunos consejos para que puedas levantarte mas temprano todos los días.

#1. El método progresivo.

Una de las mejores maneras de cambiar la hora en que se levanta es hacerlo progresivamente: 10-15 minutos antes durante 2 a 4 días, hasta que se acostumbre, luego intente nuevamente. Si se levanta a las 8 am generalmente, no vaya de repente a las 6 am. Intenta al principio 7:45.

También puede usar un reloj de alarma con regulación suave. Solución interesante, pero realmente práctica si su cónyuge no se despierta al mismo tiempo que usted.

El método progresivo puede parecer demasiado lento de implementar y, obviamente, usted es libre de descuidar este consejo.

Sin embargo, en muchos experimentos, el cambio más beneficioso y duradero en los patrones de sueño se realiza de manera lenta y gradual.

De hecho, los patrones de sueño son difíciles de cambiar, por lo que el método progresivo funciona mucho mejor. Esto también es válido para los hábitos alimenticios, los deportes, la organización, etc.

#2. Tips para despegarte de la cama.

Bueno, pones tu reloj despertador de 10 a 15 minutos antes de lo habitual, y es posible que hayas pasado los primeros días con éxito. Bueno, entonces intente ganar de 10 a 15 minutos, y pronto se levantará de 30 a 45 minutos antes de lo habitual.

El riesgo es obviamente tener la manía de golpear el timbre del despertador y permanecer en la cama sin levantarse.

Tener una motivación.

La noche anterior, piensa en algo que te gustaría hacer por la mañana y que te motive. Esto podría ser algo que quieras escribir, una nueva rutina deportiva, meditación, algo que te gustaría leer o dirigir un proyecto que te apasione.

Entonces, en la mañana, cuando despiertes, recuerda esa cosa motivadora y te ayudará a levantarte de la cama.

Actuar como un resorte.

Sí, ni bien suena el despertador ponte de pie con mucho entusiasmo, tienes que saltar de la cama y abrir los brazos como si dijeras: “¡Estoy vivo y listo para atacar este día con entusiasmo!”. Sí, admito que este método no funciona todo el tiempo, pero es importante tratar de tener este estado de alerta mental.

Lleve su despertador hacia un extremo de la habitación.

Si está justo a tu lado, tendrás acceso al timbre. Así que ponlo al otro lado de la habitación, así tendrás que levantarte (o saltar de la cama) para salir. Si juegas el juego, esta técnica es imparable.

Adquiera también la costumbre de ir al baño tan pronto como se levante. Tendrá una probabilidad mucho menor de volver a la cama.

#3. ¿Qué hacer cuando te levantas?

Estos son algunos ejemplos de lo que puede hacer cuando se despierta:

Beber un vaso de agua.

Estás deshidratado porque no has bebido agua en toda la noche. Bebe un vaso grande de agua si puedes. Te hará sentir más despierto.

Medita.

Incluso por solo 3 minutos. Meditar es una excelente manera de comenzar el día: no hagas nada, simplemente siéntate y practica la concentración consciente.

Personalmente también me gusta tomarme unos minutos para hacer ejercicios de entrenamiento cerebral pequeños.

Escribe.

O practica cualquier otro acto creativo de este tipo (dibujar, leer, escuchar música). Este tipo de actividad puede despertar nuestro cerebro y también nos pone de buen humor para el día.

Practica algún deporte.

Ve a correr o haz un ejercicio físico en casa. Incluso por solo 10 minutos. Esto despertará completamente tu cuerpo y mente.

Disfruta de una taza de café.

Un simple placer, que nos permite darnos energía para comenzar nuestro día con serenidad.

#4. ¿Cómo “asegurarse” de levantarse temprano?

Acuéstate más temprano.

No puedes simplemente despertarte antes sin dormirte antes. Terminarás plantándote tú mismo. Encuentra el tiempo de sueño que más te convenga (8 horas son suficientes para un adulto).

Así que, si te levantas a las 6 am, ve a la cama entre las 9.30 pm y las 11pm. Esta hora depende de cuánto sueño necesites. La mayoría de las personas necesitan 7h30 a 8h de sueño, aunque hay mucha variación.

Olvídate de las pantallas.

Significa que no hay computadora, ni tableta, ni teléfono inteligente, ni TV. ¿Por qué? Simplemente porque las pantallas con sus luces envían a nuestro cerebro una indicación de que aún es de día. Lo que no permite prepararse para dormir.

Previous post

Cómo crear y mantener hábitos con esta estrategia militar

Next post

Si dices cualquiera de estas frases, eres un mal líder

Latin Money