Categorías: Desarrollo Personal

Cuando decides progresar, ayudas a que otros también progresen

Lo que siembras, cosechas. Si siembras pensamientos de riqueza, vas a cosechar riqueza y progresar. Eso dice la ley de correspondencia, que establece que “como es adentro, es afuera.”

Así que aprovechemos estos días para hacer una higiene de pensamientos. Limpiar la mente es la clave.

He aprendido que los ingresos no vienen de nuestro trabajo, sino que vienen a través de nuestro trabajo.

No vienen de nuestros negocios, vienen a través de nuestros negocios.

Es así: nuestras ganancias no vienen de nuestros clientes, vienen a través de nuestros clientes.

Por eso es importante limpiar la mente, solo así verás el panorama con claridad. Creencias dañinas impiden que usemos todo nuestro POTENCIAL.

¿Qué te dijeron cuando eras pequeño? ¿lo que más escuchaste cuando eras niña? ¿Qué es lo que constantemente repetían tus padres?

Las ideas repetidas se grabaron en nuestro subconsciente.

Se convirtieron en CREENCIAS que evitan progresar.

Por ejemplo, muchas personas creen que hacer dinero no tiene sentido porque “cuando mueres nada te vas a llevar.” Lo he escuchado cantidad de veces: “así como vienes, te vas”, dicen algunos. Luego ellos mismos preguntan: ¿Para qué afanarse con tener tanto si cuando mueres no te vas a llevar nada? Si nos damos cuenta: allí hay una creencia dañina.

Liberar tu potencial no trata sobre números o billetes, trata sobre CREAR RIQUEZA, trata sobre SERVIR. Cuando decides progresar, ayudas a que otros también progresen.

Hagamos una diferencia entre el adinerado y el rico. El adinerado es el que solo tiene dinero. Le quitas el dinero, y no le queda nada. Puedes ser adinerado de manera fortuita: digamos, recibiste una herencia o te ganaste la lotería. Te llego dinero sin mayor proceso.

Por su parte, Rico es el que tiene riqueza: la riqueza es dinero, es salud, es el respeto de la gente, es la familia, los amigos. Riqueza es la mentalidad. Desde ese punto de vista, si al rico le quitas su dinero sigue siendo rico.

El propio Slim lo dijo hace poco: “el mundo está repleto de adinerados, pero de poca gente con dinero y con conciencia.” Eso más o menos ya nos da una pista de lo que estamos hablando.

Recuerdo una vez haber escuchado la plática de un empresario ya mayor hablar sobre progresar. “Muchachos- dijo él- quién es más egoísta ¿el rico o el pobre?”

“El rico”. – contestaron algunos. Luego él dijo, “se equivocan. Lo que les voy a decir suena duro y parece mentira, pero el más egoísta es el pobre.”

Luego siguió explicando:

“Para crear riqueza debes poner a trabajar tus talentos, debes desarrollar tu capacidad, debes crear algo y compartirlo con los demás. El rico le agrega valor a los demás, y los demás le dan su dinero. A través de sus empresas el rico soluciona problemas, satisface necesidades, innova. Eso es un tipo de servicio. El rico es dador. En cambio, el pobre priva al mundo de conocer sus capacidades. Se lleva su riqueza al cementerio. No comparte con nadie los dones y talentos que Dios le ha dado. El pobre no da, quiere que le den.”

En la creencia del pobre, el rico quiere hacerse rico para “acumular más.” Sin embargo, el rico hecho a sí mismo, quiere más para seguir CREANDO. Quiere seguir haciendo, seguir construyendo. Si lo miras bien, el rico quiere seguir sirviendo, aportando.

Desde luego, en el mundo variopinto hay de todo: pobres y empobrecidos. Como dice el dicho: “Hay de todo en la villa del señor.” Lo cierto hasta aquí, es que depende de nosotros LIMPIAR NUESTRA MENTE, sembrar pensamientos de riqueza. Ver el lado bueno de lo que ocurre, proyectar el éxito. En la mente, allí está todo. Si en tu mente hay crisis, por todos lados verás “los efectos de la crisis.” ¡¡Pero si en tu mente hay pensamientos de riqueza, harás planes para crecer!!

Latin Money

Deja un comentario

Entradas recientes

17 Frases de padres que dejan una enseñanza profunda

Nuestros padres nos han dejado valiosas lecciones que valen recordar. Para los niños, los padres son modelos a seguir. Una figura que…

13 horas hace

Nunca fue suerte, siempre fue Dios

Él siempre nos acompaña, en cada momento. Muchas personas a menudo están muy felices si experimentan un destino afortunado. “Por…

13 horas hace

Dios, gracias por todo lo que has hecho por mi

“Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana”. Para otros, es: “Cuando el mundo cierra una puerta, Dios abre otra”. Una…

14 horas hace

Cuando llenas tu mente de pensamientos positivos, tu vida cambia

Los últimos avances en la ciencia nos lo demuestran: ¡nuestros pensamientos tienen un impacto físico en la realidad! ¿Por qué…

14 horas hace

En esta pandemia se supo: quien es amor, quien es amigo, quien es tu familia

La pandemia de coronavirus es un desastre para el mundo, pero podrían surgir algunas cosas buenas o al menos interesantes.…

14 horas hace

Dios no da dinero, Dios da sabiduría para levantar un negocio

Si Dios es su padre, piense como hijo de un Rey, no como un mendigo. No piense dando pena. Tratemos…

14 horas hace