Desarrollo Personal

Dar el ejemplo no garantiza que las personas seguirán tus pasos

Lo único que garantiza dar el ejemplo, es TÚ satisfacción personal: la satisfacción de que hiciste lo correcto, de que fuiste consecuente.

Ghandi es un líder de talla mundial y es reconocido como “el padre de la independencia india”. El mundo le aplaude como el gran pacifista. Pero detrás de la figura mundial hay un ser humano profundamente herido: pocos saben que Ghandi, que fue padre de cuatro hijos, sufría a causa del mal comportamiento de su hijo mayor. Su primogénito Harilal, la «oveja negra» de la familia, fue acusado por su propia hija de haberla violado.

Albert Einstein dijo que “dar el ejemplo es la única manera influir sobre los demás.” No dijo “es la manera de hacer que sigan tus pasos.” No dijo: “es garantía de que te obedezcan.” Ya muchos años atrás, un filósofo de nombre Ralph Waldo Emerson, había escrito que “el secreto de la educación radica en respetar al alumno. No es tu función elegir lo que él aprenderá, ni lo que hará.”

Usted solo da el ejemplo… y ya está en sus hijos o en su equipo decidir si lo siguen o no. Ellos tienen esa libertad.

Pele, que es reconocido a nivel internacional como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, creció en un hogar de influencia religiosa. Entonces él decidió criar a sus hijos con los mismos valores con los que lo educaron a él. Les dio todo y siempre estuvo a su lado como figura paterna. Pero hace algunos meses atrás uno de sus hijos fue condenado a prisión “por narcotráfico.” En una de sus declaraciones Pele decía: “mi corazón está triste, destruido. Me pregunto en qué fallé.”

Cada persona es un mundo aparte. Tiene sus propias motivaciones, sus propias aspiraciones, su propio carácter. Y cada persona es libre. Y la libertad revela quién realmente eres…

El profesor Peter Drucker decía que “al final todo trata sobre nosotros: aunque en los momentos de tristeza y dolor no nos demos cuenta, muy en el fondo de nuestra conciencia tenemos que escuchar una vocecita que nos dice que hicimos lo correcto.” Por eso es importante dar el ejemplo, no para que nos obedezcan, no para tener autoridad moral y sentir que tenemos derecho a reclamar y dar consejos.

No, no trata sobre el otro: trata sobre nosotros. Sobre nuestra propia tranquilidad. En palabras comunes, se podría decir que dar el ejemplo nos excluye de los remordimientos. Nos libera de los cargos de conciencia. Incluso cuando haya dolor, haber dado el ejemplo nos da paz de espíritu.

 

Previous post

Si quieres hacerte rico(a), tienes que ser proactivo(a)

Next post

Tus pensamientos son semillas de riqueza o de pobreza

Latin Money

Latin Money