Categorías: Desarrollo Personal

Dios, gracias por todo lo que has hecho por mi

“Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana”.

Para otros, es: “Cuando el mundo cierra una puerta, Dios abre otra”. Una tercera versión enseña: “Cuando el mundo cierra puertas y ventanas, Dios derriba los muros”.

No importa mucho cuál es la frase correcta; lo que importa, de hecho, es que a veces estamos tan frustrados por las oportunidades perdidas y tan preocupados por maldecir al mundo entero por eso, que solo tenemos ojos para mirar, llenos de autocompasión, en la puerta que se ha cerrado. Cuando esto sucede, estamos tan ciegos que no podemos ver la nueva puerta, o ventana, que se abrió al lado. Simplemente no podemos ver las nuevas oportunidades que surgen después de las muchas decepciones normales en la vida.

“Estas personas, tan inspiradoras para nosotros, sabían cómo aprender las lecciones de un momento de fracaso y corrigieron sus planes y metas para llegar a donde nunca, ni siquiera en un sueño, se habían imaginado llegar”.

Una historia real del poder de Dios.

Recordemos, por ejemplo, la historia de Chris Gardner. El hombre que fue fuente de inspiración para la película “En busca de la felicidad” es ahora un famoso y respetado hombre de negocios. Pero no siempre fue así. Después de ser abandonado por su esposa, se encontró desempleado y desalojado. Para empeorar las cosas, la mujer lo había dejado con su hijo de seis años, que tuvo que someterse a vivir en la calle con su padre. Ante tanta adversidad, Gardner podría simplemente haberse dado por vencido. Pero él perseveró.

Vio una nueva puerta al entablar un diálogo rápido con el empleado de una importante firma de corretaje. La compañía estaba buscando un nuevo pasante, y nuestro personaje decidió ingresar a la competencia y buscar la felicidad. Al final, Chris logró pasar de ser una persona sin hogar a ser millonario.

Dese cuenta de que la vida le cerró varias puertas, pero toda esta frustración se transformó en una motivación para que él luchara por una vida mejor. Si no hubiera tocado fondo, nunca podría haber perseguido, y alcanzado, el nivel que alcanzó. Si la mujer no lo hubiera dejado con un niño pequeño para criar, tal vez todo continuaría como antes: Chris Gardner como otro vendedor de equipos médicos, atrapado en un matrimonio infeliz.

Entonces, jamás se rinda ante la adversidad, pues el Señor tiene algo preparado para nosotros, nunca lo dude. Cuando se nos cierra una puerta, Él nos abre otra.

Latin Money

Deja un comentario

Entradas recientes

Si tienes la pareja indicada no importa los problemas, juntos los van a poder sobrellevar

Una pareja hace sinergia, resuelve problemas en equipo, suman, multiplican. En una buena relación, ambos son alentados a crecer y…

5 días hace

Empatía es tratar a otros como quisieras que te traten a ti

“Trata a los demás como te gustaría ser tratado.” Al igual que el famoso mantra “Trata a los demás como…

5 días hace

No fuerces lo que no es para ti, lo que tenga que pasar, pasará

Cómo dice aquella frase: “Si no me vas a ayudar a volar, despeja la pista”. Cuando alguien quiera salir de…

5 días hace

Si vas a ayudar a alguien para echárselo en cara, mejor no lo ayudes

Ser humilde, ser empático, ser humano. En este mundo, no hay nadie que no necesite a nadie más. Como seres sociales,…

5 días hace

Los amigos son la familia que uno escoge

Los amigos realmente se pueden contar con los dedos de una mano y muy pocos son dignos de una verdadera…

5 días hace

Los millonarios se hacen en la madrugada

Duermen tarde, se levantan temprano. Se les va el sueño, piensan y piensan… Lo más comunes entre los mortales advierten:…

6 días hace