Mentalidad Empresarial

El más grande inventor del mundo fue Nikola Tesla y murió pobre porque le robaron sus creaciones

Se trata de dos personalidades fuertes, que han marcado época y se han ubicado en la historia como genios.

Bernard Carlson, autor de un libro que relata la vida y obra de Tesla, ha escrito sobre ambos. De Tesla a ha dicho que “era un obsesivo con la higiene, alto, esbelto, de gran estilo y con una memoria fotográfica. Imaginativo y de una inteligencia descomunal.” En cambio, de Edison ha registrado lo siguiente: “era un poco desalineado. Edison usaba zapatos dos tallas más grandes para poder entrar y salir de ellos sin agacharse para desatarlos. Hablaba mucho y a veces optaba por no hacer muchos amigos.”  Ambos distintos. Locos, visionarios y quizá incomprendidos.

Para muchos la historia es injusta con Nikola Tesla, quien inicialmente trabajó en la empresa de Edison. Tomemos nota: la mente que concibió la comunicación inalámbrica fue la de Tesla. En gran medida, es gracias a él   que tenemos Internet.  La radiotransmisión, atribuida al inventor italiano Guillermo Marconi, en realidad se la debemos a Tesla. Fue en 1896 cuando Tesla inventó el transistor de radio, pero le robaron el crédito. Los rayos laser, la luz fluorescente, la robótica y el control remoto, también se los debemos a Tesla. A eso hay que sumarle la primera hidroeléctrica instalada en el mundo.

Debido a que a veces son excéntricos, muchas veces los genios son incomprendidos. Tesla tenía algunas “rarezas”, entre las cuales se encuentra, por ejemplo, dejar de hacer cualquier cosa con tal de ir a dar de comer a las palomas. Figuras como Albert Einstein le escribieron para agradecerle por haberles “inspirado.”  El enfrentamiento “Tesla vs Edison” se debió, principalmente a enfoques diferentes: Mientras Edison quería electrificar el país con la corriente continua, Tesla tenía una idea más innovadora: hacerlo con la corriente alterna. La propuesta de Edison era más cara y más difícil, mientras que la de Tesla era más económica, más sencilla y efectiva. Se ha registrado que incluso Tesla pensaba que la electricidad debería y podía llegar gratis a todo el mundo.

Vamos a ponernos en contexto: par muchos inventores y científicos, el más grande inventor que ha visto la humanidad es, por lejos, TESLA. De Edison se sabe que el único invento suyo que funciona es la silla eléctrica con la que ejecutan la pena máxima en los Estados Unidos. Pero Edison era un empresario, quizá uno de los más avanzados de su época. De hecho su empresa, la General Electric Company, sigue funcionando y factura miles de millones de dólares. No cualquiera forma una empresa que trasciende a su fundador.

Edison se negaba al modelo de corriente alterna propuesto por Tesla, no porque el modelo no funcionase, sino porque “no era negocio para él.” Fue un acto de estrechez mental que tuvo Edison, resultado de la poca visión empresarial que tuvo, en ese momento y para ese caso.

La historia seguirá siendo injusta mientras pretenda evaluar a ambos como inventores. El único inventor era Tesla, Edison fue un empresario. De hecho, lo que hacía Edison era contratar inventores o comprar los inventos y registrar las patentes a nombre suyo. Y luego su fábrica ponía en marcha la producción o vendía las patentes en cuestión.  Un dato curioso: en uno de sus libros Napoleón Hill relata que Edison solía tener “un fondo monetario destinado única y exclusivamente al aprovechamiento de oportunidades.” Edison sabía que muchos inventores eran malos con sus finanzas y pasaban apuros. Cuando los jóvenes inventores estaban en apuros, iban donde Edison a ofrecer sus trabajos y Edison, empresario de la era industria, aprovechaba el apuro y compraba barato.

Tesla fue un genio sin igual, tan desinteresado que, al igual que un artista que se entrega a sus obras sin pensar en la rentabilidad, se entregaba a sus inventos porque creía en ellos, en su contribución a la humanidad y en esa entrega, se olvidaba de sí mismo. Tesla murió solo, prácticamente abandonado y pobre, en un hotel. Ese fue el final de un genio al que le debemos mucho…

Foto Edison: WikiImages / Pixabay
Foto Tesla: Wikipedia

Previous post

Las lecciones de un millonario retirado

Next post

Las mujeres inteligentes no hacen drama, hacen negocios

Juan Carlos Atoche