Mentalidad Empresarial

El pensamiento de pobreza | Juan Carlos Atoche

Muchas personas tienen pobreza mental. Viven como viven no por lo que ganan, sino por su forma de pensar.

Le voy a mostrar algunas de las expresiones que reflejan su visión de escasez:

– “Todos no pueden ser ricos, porque si todos fueran ricos, ¿entonces quién va a trabajar para los ricos?”

– “Lo más importante es la riqueza espiritual. Lo material se acaba…”

Un muchacho me envió un mensaje que a la letra dice:

– “Si todos fuésemos ricos necesitaríamos 6 planetas… por querer ser ricos es que estamos mal, acabando con nuestro planeta a causa del consumismo…”

“aquí puedes tener plata, pero aquí todo es corrupción, tienes que vender tus principios, tus valores…”

“con tanta delincuencia, no se puede hacer nada.”

– “Somos pobres, pero honrados…”

Cierta vez escuché que dos tipos se saludaban:

¿Cómo estás? – preguntó uno de ellos.

“bueno, de salud bien, gracias a Dios, eso es lo más importante…”

Esos razonamientos terminan siendo dañinos porque son una usados como un argumento de escape y hasta como una forma de justificar la pobreza.

Lo primero que hay que entender es que la pobreza es un mal, es un cáncer social… y ojo que estoy diciendo “la pobreza”, no estoy diciendo “los pobres.” Gandhi decía que “la peor forma de violencia es la pobreza”, porque donde hay pobreza hay baja autoestima, y donde hay baja autoestima no hay ambición de progreso. Donde hay pobreza hay mano de obra barata, hay carne de cañón; donde hay pobreza hay enfermedades, desnutrición. Donde hay pobreza hay manipulación, corrupción. La pobreza priva al mundo de genios de la medicina, de la física. La pobreza impide que millones de talentos se desarrollen.

Un antiguo historiador Ateniense, de nombre Tucídides, escribió que “reconocer la pobreza no es motivo de vergüenza, lo que sí debe dar vergüenza es no hacer ningún esfuerzo para salir de ella”. Y encima justificarla…

Por eso, así como el peor de los soldados es el que apunta su arma contra su pueblo, y así como el peor de los esclavos es el que besa las cadenas que lo atan, así el peor de los pobres es el que cree que su pobreza es una virtud. Cree que porque es pobre es humilde. Cree que porque es pobre tiene un lugar ganado en el cielo. Cree que porque es pobre es buena persona. Cree que porque es pobre merece ayuda. Cree que porque es pobre hay que tenerle pena.

Lo segundo es que hay mediocres que se creen la reserva moral del mundo. Se creen el último bastión de la dignidad nacional. Lo único que saben hacer es hablar de corrupción y política. Hace tiempo publiqué un artículo en el que mostraba el ejemplo de un muchacho que, tras años de empleado y luego de haber ahorrado su dinero, ahora es empresario y tiene una flota de carros… inmediatamente alguien escribió: “seguro es corrupto, así como Toledo que fue lustrabotas y llegó a ser presidente para llenarse los bolsillos.” Esos tipos son pesimistas crónicos, sospechan de todo: Si ven que fulano tiene éxito, seguro anda en algo malo. Si ven que alguien tiene una empresa, seguro es explotador. Nunca ven el vaso medio lleno, siempre lo ven medio vacío.
Ellos creen que ser adinerado es lo mismo que ser rico. Olvidan que la riqueza es, sobre todo, un carácter. Rico no es el que se pudre en plata, sino el que tiene la capacidad de crear sin perjudicar a nadie. Rico es el que no tiene nada y a punta de esfuerzo logra sus objetivos. Rico es el que se arriesga por un sueño. Rico no es el que recibe una herencia o se gana la lotería, rico es el que se transforma a sí mismo para sacar adelante una empresa. Ricos crean. Ricos siembran. Ricos construyen. Ricos no son los que tienen suerte, ricos son los que GENERAN RESULTADOS.
Así que…

Si no conoces ricos honestos, tú se el primero…

Si no conoces ricos sencillos, tú se el primero..

Si no conoces gente que material y espiritualmente tenga riqueza, tú se el primero…

Si no conoces ricos que se hacen ricos ayudando a otros, tú se el primero…

Si no conoces empresarios que sean justos, generosos, tú se el primero…

Si no conoces ricos que no caigan en el consumismo, tú se el primero…

No te quedes de brazos cruzados, quejándote, criticando…SE TU EL TIPO DE PERSONA QUE QUIERES VER EN EL MUNDO.

Crea riqueza, no toleres la pobreza… recuerda no hay mérito alguno en ser pobre. Hoy más que nunca lo que se requiere es gente que use toda su capacidad para crear riqueza, porque es con la riqueza que se mejora la calidad de vida. Precisamos gente que se exija más a sí misma. Gente que no se conforme. Gente que piense en cómo hacer mejor lo que hace, cómo ganar, cómo mejorar, cómo añadir valor. Y ojo, la pobreza nace en la casa…los padres son los principales divulgadores de la pobreza: vi a una mujer queriendo llevar a su hijo de 10 años en las piernas para no pagarle pasaje. Puede hacerlo una vez, pero si vive haciendo eso le está enseñando a su hijo a ser creativo para subsistir, en lugar de enseñarle a ser creativo para progresar…

Señores, los pobres viven con necesidad, los adinerados viven con temor…los ricos viven con HONOR.

Previous post

Bon Jovi abrió restaurante donde las personas pobres no pagan

Next post

El vocabulario de la pobreza | Juan Carlos Atoche

Juan Carlos Atoche