Saltar al contenido

El plan de 3 pasos para ser un inversionista fuera de serie

¿Cómo piensan los inversionistas de alto calibre? Aquí la nota.

Hoy por hoy, se habla de las inversiones y de sus ventajas con mayor frecuencia. Definitivamente, está fuera de discusión el potencial de ganancias que puede darle convertirse en inversor, no obstante, esta no debería ser su primera opción. Debe usted saber que no existen recetas infalibles, pero a continuación le dejamos un plan de tres pasos para que pueda llegar al nivel de inversionista y pueda reducir los riesgos de fracaso en su intento de lograrlo.

#1. Cubra necesidades básicas y sea un dueño de negocio propio

Esto implica que antes de pensar en millones, aprenda a ganar algunos cientos o miles. Deberá usted usar un medio que le lleve a conseguir el dinero que le permita sostener sus gastos básicos (y los de su familia si la tuviera). Si ya posee un negocio, debe hacerlo producir lo suficiente para que cubra esos gastos y le quede un excedente que pueda ahorrar para que con este cree otra fuente de ingresos y pueda educarse financieramente. Evite depender de un solo activo, mientras más tenga mejor. Por otro lado, si en su caso es un asalariado, conserve su trabajo para no poner en riesgo el sustento familiar y suyo, pero use sus ratos libres para crear un activo que con el tiempo le pueda generar lo que se gana con su sueldo (al menos durante 6 meses de manera constante) y pueda así renunciar. Luego, ya podrá comenzar con el proceso anterior de producir, ahorrar y volver a crear.

#2. Comience a generar ahorros para invertir

Ya habiendo comenzando a crear activos y estos le estén produciendo flujo de dinero, comience a ahorrar para sus futuras inversiones. Sea consciente que, si va a entrar a ese mundo, deberá tener cantidades importantes de dinero para poder aprovechar las oportunidades y tener posición de ventaja en comparación a otros inversionistas. Además, lo que ahorre para invertir deben ser excedentes que no afecten sus gastos básicos ni la propia reinversión en sus negocios. Tenga en mente que debe ser el 10% de todo lo que gane y viva con el otro 90%.

#3. Prepárese a nivel técnico, pero sobre todo emocional

El mundo de las inversiones no tiene tanta técnica como se cree, pero si posee un gran componente emocional. Por eso debe prepararse en ese aspecto. Deberá tener siempre en mente que el dinero que usted invierta en bolsa o bienes raíces, por ejemplo, es un excedente y que incluso estaría dispuesto a perder. Eso no quiere decir que irá a propósito a perder su dinero, sino que deberá perder el miedo a perder dinero.

Comentarios

Latin Money

menú