Consejos y Frases

Fórmulas sencillas para hacer dinero desde cero

El dinero es una consecuencia de la persona que eres.

¿Por qué algunas personas ganan y acumulan dinero y otras no? Simplemente, porque no somos todos iguales. Algunos de nosotros formulamos pensamientos y hábitos que hacen que el dinero se vaya y se quede en sus bolsillos. Otras personas formulan pensamientos y hábitos que hacen que el dinero se escape de sus bolsillos. Algunas personas naturalmente atraen dinero. Otras personas persiguen dinero innecesariamente.

¿Cómo logran esas personas atraer y retener dinero?

Claridad en los objetivos que desea alcanzar y sus repercusiones económicas, habilidades de perseverancia. Hábitos positivos, como despertarse muy temprano y trabajar duro. Posibilidad de ahorrar metódicamente e invertir el dinero ganado. ¿Funcionan para todas estas cosas? Creo que sí, pero no creo que haya una fórmula mágica. Todos tienen su vida, sus valores, sus prioridades.

Hay dos categorías de personas en el mundo:

#1. Las que ganan dinero, gastan dinero y ahorran lo que queda.

#2. Las que ganan dinero, ahorran dinero y gastan lo que queda.

¿Cuál de estos dos tipos de persona eres tú?

Ser capaz de ahorrar un porcentaje de su dinero no es una opción, es una necesidad. Y no necesitan hacer acrobacias bancarias para tener éxito en la creación de un sistema efectivo.

Algunas recomendaciones:

#1. Utilice un 10% de sus ingresos en el ahorro mensual, esto con el fin de acumular una suma considerable e invertirla en algún tipo de negocio o activo que incremente sus ganancias.

#2. Otro 10% de los ingresos colóquelo en algún tipo de inversión que implique algún riesgo mayor, por ejemplo, la compra de acciones, para este caso puede encontrar un buen asesor financiero serio. Otra cosa que podrías hacer con ese 10% es invertirlo en usted mismo, educándose y asesorándose, es una muy buena inversión.

#3. Entre un 10 y 20% utilícelo para sus gastos, sus gustos (Salir al cine, ir a la playa, alguna reunión, ropa, etc.).

#4. El 60% restante se debe utilizar para pagar su sustento: hogar (hipoteca, alquiler), alimentos, atención médica, estudios.

Lo ideal sería ahorrar un 10% adicional y acumularlo en un “fondo de seguridad” para gastos urgentes. Sin embargo, esto no siempre es posible.

Previous post

Claves y hábitos para dominar el juego del dinero

Next post

La disciplina como factor de éxito

Latin Money

Latin Money