Mentalidad Empresarial

La mentalidad de los judíos para hacer dinero

Para los judíos verdaderos todo es una bendición, según los judíos las bendiciones no hay que esperarlas, las bendiciones ya están a tu alrededor, todo lo que tenemos que hacer es darnos cuenta de ellas, es abrir nuestro corazón a ellas.

Y sobre esto hay una historia muy popular entre judíos, y es que está historia tiene como protagonista a los cuervos, los cuervos que son unas aves muy inteligentes pero que han sido asociadas a la maldad, a lo negativo, al infortunio, a la desgracia, al engaño, incluso hay frases sobre los cuervos, una frase muy popular que dice: “cría cuervos y te sacarán los ojos”.

Y aquí te va la historia… cuando la mamá cuervo ve que nacen los cuervos se asusta por que los cuervos bebé nacen sin plumas, nacen blancos, nacen a un color diferente a ella, la mamá cuervo se asusta y la mamá cuervo dice: “estos son diferentes a mí, son diferentes a su padre, estos no pueden ser mis hijos” entonces la mamá cuervo sale espantada de su nido y los abandona.

Y aquí es donde viene la moraleja de los judíos, dicen los judíos que al verse indefensos los cuervos bebé (al no tener quien los alimente) la pregunta es ¿Cómo hacen para sobrevivir?, dicen que del excremento que deja la mamá, del excremento que hay en el nido empiezan a salir unos gusanitos y esos gusanitos se convierten en el alimento de estos cuervos.

Para los judíos esto es una lección, para los judíos el Eterno no abandona a nadie, hasta el peor de sus hijos está presente para el eterno, el eterno se acuerda de todos, el eterno nos ayuda a todos, todo lo que hay a tu alrededor son bendiciones, eso que tu llamas desgracias si lo miras bien tienen una oportunidad para ti, esa es quizá la principal lección en la mentalidad de los judíos y es que todo es una bendición, todo viene del Eterno.

La segunda lección de la mentalidad de los judíos es que si no hay pan no hay torá, es decir que si hay hambre, si el estómago tiene preocupación no vas a satisfacer el espíritu, no vas a poder reflexionar. Y dicen que hay escalas en las necesidades y pues si tú prosperas materialmente, si te va bien económicamente, quiere decir que vas a tener tiempo para poder labrar estás riquezas espirituales. Es sencillo, si alguien tiene hambre en el estómago no va a tener ni el tiempo, ni la capacidad, ni la concentración para poder nutrir su mente, “si no hay pan, no hay Torá” si el estómago está preocupado, si los bolsillos están hambrientos, no vas a poder satisfacer ninguna necesidad, primero lo primero, primero el pan y luego vamos con el Torá, con hambre no vamos a poder estudiar el Torá.

La tercera lección son las conexiones, los judíos hacen negocios entre judíos, se apoyan entre judíos, se dan la mano entre judíos, porque el judío prefiere hacer negocios con alguien como él, con alguien que piense como él, alguien que tenga sus mismos valores, en la mentalidad judía uno de los valores es la integridad y no hay nada mejor que garantice la integridad que hacer negocios con otro judío. Así que para ellos es otro elemento fundamental cosechar esas conexiones, desarrollar esas conexiones, por eso existen círculos de judíos, hacer negocios entre ellos, apoyarse entre ellos, darse la mano entre ellos, eso es clave entre los judíos.

El elemento número cuatro en la mentalidad de los judíos es invertir y reinvertir, el concepto de los negocios es la reinversión, es decir hacer crecer tu riqueza, enriquecer la riqueza, darle valor a tu riqueza. Cuando el judío no tiene negocios, el judío piensa en hacer capital para invertir, es muy sencillo esto…

Si el judío gana 1,000 y vive con 1,000 él se dice “requiero ganar más”, cuando el judío gana 1,500 sigue viviendo con 1,000, cuando el judío gana 2,000, 2,500, 3,000 sigue viviendo con 1,000. Es decir, aumentan sus ingresos pero no aumenta el costo de vida, gana 4,000 o 5,000 sigue viviendo con 1,000, ¿Qué hace con la plata?, ahorra para hacer capital, empieza a invertir, eso es lo que hace el judío.

En cambio el latino no, el latino lo que hace es: “gana 1,000 gasta 1,000, gana 2,000 gasta 2,000.” Cuando el latino gana más, piensa en gastar más, comprarse zapatillas, tenis, artefactos, porque esa es la mentalidad del pobre, la mentalidad del judío que quiere prosperar es invertir y cuando el judío ya tiene u negocio ¿qué hace el judío? ¡Reinvertir!, El judío no tiene la plata durmiendo, el judío no tiene la plata debajo del colchón o la mete a una cuenta a plazo largo en un banco, el judío lo que está pensando es en reinvertir, está pensando en cómo hacer crecer su negocio, en que otra área poner a trabajar su dinero, esa es la actitud, esa es la mentalidad el judío. “La reinversión para hacer patrimonio.”

Una vez un judío nos dijo: “La pregunta que yo siempre me hago es ¿cómo puedo mejorar mi negocio? ¿Cómo puedo reinvertir en mi negocio?” La historia dice que había un judío que tenía una tienda de artefactos y el judío siempre se preguntaba: “¿qué más le falta a mi tienda?, siento que a mi tienda le falta algo ¿qué más? Y le preguntaba a sus trabajadores y clientes ¿qué le falta? y después dice: “ya sé, le falta un estacionamiento (y hace el estacionamiento), ¿qué más puedo hacer por mi tienda? ya sé le falta escalera (y hace una escalera), ¿que más le falta a mi tienda? ya sé le falta una zona para niños (y hace una zona para niños), siempre está pensando en que le falta, que valor puede agregarle, que más puede hacer por su negocio, esa es la mentalidad del judío.

El judío tiene una ética de trabajo brutal, el judío tiene en su concepción dedicar tiempo a su familia, a su negocio y al Eterno, a Dios, al Creador, al Todopoderoso, dedicar tiempo a hacer conexiones, su tiempo tiene que ser siempre un tiempo productivo, dedicarlo también al cultivo de la mente, porque en opinión del judío invertir en conocimiento es invertir en progreso y por eso es que el judío cree en la educación, cree que el progreso que tiene como base la educación es un progreso bien sementado, bien plantado.

Así que esa es la mentalidad de los judíos… invertir, reinvertir, hacer conexiones, creer que todo es una bendición, esa es la mentalidad de los judíos.

 

Previous post

Multimillonario dice que el secreto para el éxito es la fe en Jesús

Next post

Cuando el águila está enferma, cansada y sola... saca fuerzas de donde no las tiene y VUELA MÁS ALTO

Latin Money

Latin Money