Historias y ReflexionesPelículas

La Vida es Bella: una película que nos enseña a superar la adversidad

La vida a veces duele, a veces cansa, a veces hiere. No es perfecta, no es coherente, no es eterna; pero a pesar de todo, la vida es bella.

Life is Beautiful (La vida es Bella) es una película italiana de 1997 dirigida y protagonizada por Roberto Benigni, uno de los actores italianos más famosos. La película ganó tres premios de la Academia (incluido el de Mejor actor para Roberto Benigni), el Gran Premio en el Festival de Cine de Cannes de 1998 y nueve premios David di Donatello en Italia.

Hermoso cuadro de la vida familiar.

En La vida es bella Benigni interpreta a Guido Orefice, un contador judío que se mudó durante los años 30 desde el país de la Toscana a Arezzo, donde conoció a una maestra de escuela, Dora (Nicoletta Braschi, la esposa de la vida real de Benigni). Comenzó una vida de cuento de hadas al salir y casarse con la chica. Más tarde, Guido y su esposa tuvieron un hijo y vivieron felices juntos hasta la ocupación italiana por las fuerzas alemanas.

Importantes lecciones de vida.

Esta película es una lección de vida: a pesar de las leyes y actitudes antisemitas, Benigni quiere demostrar que la vida es verdaderamente hermosa cuando presenciamos los infinitos esfuerzos de Guido por crear una experiencia agradable de concentración para su hijo. Te sientes cansado cuando lo ves en un día doloroso y sonríes cuando él le habla a su hijo y lo hace reír.

¿Cuál es el mensaje de Roberto Benigni para el público?

Piensa positivo, nunca te rindas y se agradecido. Según el autor, Benigni destacó mucho eso. Esto fue visto cuando Guido en el campo de concentración, su cuerpo encadenado, pero su mente permaneció libre para la seguridad del niño. El director que actuó como el actor principal puede curar el dolor y amargarse detrás de los rincones de su alma cuando habla con su hijo.

Sé feliz y haz felices a los demás. Esto es lo que Benigni quiere transmitir a todas las personas en el mundo a través de que la Vida es hermosa, porque al vivir felices todos los problemas los podemos resolver. Guido, por ejemplo, hasta que murió tratando de salvar a su familia, todavía trató de hacer felices a otras personas.

En general, puedo decir que esta película es una obra maestra. No pude medirlo en unidades de números para dar valor a esta película. Lo recomiendo a todos los que sienten que su vida ha sido destruida y llena de desesperación.

La última frase que puede representar a esta película en su conjunto según el autor es “Proteger a los seres queridos es algo agradable”.

Previous post

La Nasa halló un asteroide con tanto oro como para hacer multimillonarios a todos en la tierra

Next post

Francia prohíbe los celulares a nivel primaria y secundaria

Latin Money

Latin Money