Consejos y Frases

Las 12 causas que nos inclinan a tomar malas decisiones

“El que toma una decisión importante demasiado rápido no es digno, porque tiene una confianza ciega en el valor de su juicio”.

¿Qué es lo que nos inclina a tomar una decisión equivocada?

Usualmente cuando tenemos un sesgo de decisión, creamos una distorsión en el procesamiento de la información utilizada para tomar una decisión. En nuestro mundo moderno, se vuelve difícil decidir sin ser influido indebidamente.

Por lo tanto, es útil tomar conciencia de nuestros sesgos o errores para limitar sus influencias.

Estas son las 12 causas por las cuales solemos tomar malas decisiones.

#1. Decidir para no disgustar a los demás, principalmente a nuestros seres queridos.

#2. Suponemos tener un gran conocimiento sobre la decisión a tomar.

#3. Buscar información que refuerce nuestras elecciones iniciales y, por lo tanto, pasar por alto los datos que nos contradicen.

#4. Rechazar el consejo de personas más experimentadas que nosotros.

#5. Considerar solo la opinión de las personas que están de acuerdo con nosotros.

#6. Sobreestimar la confiabilidad del conocimiento de nuestros seres queridos y colegas.

#7. Preferir una situación asegurada en lugar de tomar un riesgo que a veces es necesario.

#8. Preferir elecciones que requieran menos esfuerzo por nuestra parte.

#9. Ver la novedad como necesariamente más ventajosa.

#10. Apresurarse a tomar una decisión rápidamente sin una buena razón.

#11. Resistirse al cambio, es decir, preferir sin razón el status quo.

#12. Elegir por insistencia una opción que nos ha sido presentada varias veces, por algún vendedor o anuncio.

En vista de lo anterior, es comprensible que las personas inteligentes a veces tomen malas decisiones. La mejor manera de tomar buenas decisiones es conocerse unos a otros. Y así entender mejor y controlar nuestros sesgos decisionales.

En la vida, cruzaremos importantes intersecciones de toma de decisiones. Y nada ni nadie nos advertirá del alcance de las decisiones que se tomarán.

Previous post

Si quieres hacerte rico, deja el papel de víctima

Next post

Los 7 miedos que todo líder debe superar

Latin Money