Consejos y Frases

Las 13 frases del maestro Krishnamurti para cuando quieras leer sabiduría profunda

No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma. Jiddu Krishnamurti

Jiddu Krishnamurti o J. Krishnamurti, nació el 12 de mayo de 1895, fue un autor y orador bien conocido en temas filosóficos y espirituales fundamentales. Después de renunciar públicamente, a la edad de 34 años, la fama y el estatus de Mesías que había ganado al ser proclamado la nueva encarnación de Buda Maitreya por la Sociedad Teosófica, pasó el resto de su vida viajando por el mundo explicando a las personas la necesidad de transformarse a través del autoconocimiento.

Argumentó que un cambio fundamental en la sociedad solo puede surgir a través de un cambio radical en el individuo, ya que la sociedad es el producto de interacciones entre individuos.

A continuación, hemos escogido 13 frases de él que te ayudarán en tu vida diaria:

#1. La palabra “alcanzar” de nuevo implica tiempo y distancia. La mente es pues esclava de la palabra alcanzar. Si la mente puede librarse de las palabras “conseguir”, “alcanzar” y “llegar”, entonces el ver puede ser inmediato.

#2. La educación no es la simple adquisición de conocimientos, ni coleccionar y correlacionar datos, sino ver el significado de la vida como un todo.

#3. Uno es el mundo, no está separado del mundo. No es americano, ruso, hindú o musulmán. Uno no es ninguna de estas etiquetas y palabras, uno es el resto de la humanidad porque su consciencia, sus reacciones son similares a las de los demás. Puede que hable un idioma diferente, tenga diferentes costumbres, eso es la cultura superficial, todas las culturas aparentemente son superficiales pero su consciencia, sus reacciones, su fe, sus creencias, sus ideologías, sus miedos, ansiedades, su soledad, sufrimiento y placer son similares al resto de la humanidad. Si usted cambia, eso afectará a toda la humanidad.

#4. La virtud es libertad, no es un proceso de aislamiento. Solo en libertad puede existir la verdad. Por lo tanto, es esencial ser virtuoso, y no respetable, porque la virtud produce orden. Solo ser respetable está confuso, en conflicto: solo el respetable ejerce su voluntad como medio de resistencia, y una persona así nunca puede encontrar la verdad porque nunca está libre.

#5. La vida es un misterio extraordinario. No el misterio que hay en los libros, no el misterio de que habla la gente, sino un misterio que uno ha de descubrir por sí mismo; y por eso es tan importante para ustedes comprender lo pequeño, lo limitado, lo trivial, e ir más allá de todo eso.

#6. La manera como ustedes comen es muy importante: si hacen ruido mientras comen, eso importa muchísimo. El modo como se comportan, los modales que tienen cuando están con sus amigos, la manera como hablan de otros… Todas estas cosas importan porque señalan lo que son ustedes internamente, indican si hay o no hay refinamiento interno. Una falta de refinamiento interno se expresa en la degeneración externa de la forma.

#7. La felicidad es extraña; llega cuando no la buscas. Cuando no estás haciendo un esfuerzo de ser feliz, inesperadamente, misteriosamente, la felicidad está ahí, naciendo de la pureza.

#8. La sabiduría no es una acumulación de recuerdos, sino una suprema vulnerabilidad a lo verdadero.

#9. Cuando escuchas a alguien, completamente, atentamente, estas escuchando no solo las palabras sino también el sentimiento de lo que está transmitiendo, a la totalidad, no a parte de ello.

#10. El deseo que no se realiza acaba convirtiéndose en rabia, angustia y miseria humana. Nuestros grandes enemigos en la vida son precisamente aquellos amigos y parientes de los que esperamos demasiado y esperamos una correspondencia perfecta a lo que les dimos.

#11. Si nos mantenemos totalmente atentos a lo que es, lo comprenderemos y nos veremos libres de ello; pero para estar atentos a lo que somos, tenemos que dejar de luchar por lo que no somos.

#12. Desperdiciamos nuestra energía a causa del conflicto, riñas, miedo y vanidad. Cuando nuestra energía no se desperdicia en absoluto, tenemos toda la energía del mundo. En tanto nuestro cerebro no se deteriora a causa del conflicto, ambición, esfuerzo, lucha, sentimiento de soledad, desaliento, etc. tenemos energía en abundancia.

#13. Sin amor, la vida es muy estéril; sin amor los árboles, los pájaros, la sonrisa de hombres y mujeres, el puente que atraviesa el río, los barqueros que navegan en él, los animales, no tienen ningún sentido. Sin amor la vida es como un pozo poco profundo. En un río profundo hay riqueza y pueden vivir muchos peces; pero el pozo sin profundidad lo seca pronto el sol intenso y nada queda en él, excepto lodo y suciedad.

Previous post

5 Prácticas que distinguen a las personas exitosas

Next post

5 Cosas que saben las personas que se han hecho fuertes en la vida

Latin Money