Saltar al contenido

Las 20 frases más geniales de León Tolstoi que te llegarán al corazón.

Las mejores frases de León Tolstoi para reflexionar.

Tolstoi es mejor conocido por sus dos obras más largas, Guerra y paz (1865–69) y Anna Karenina (1875–77), que se consideran comúnmente como una de las mejores novelas jamás escritas. Guerra y paz en particular parece virtualmente definir esta forma para muchos lectores y críticos. Entre las obras más cortas de Tolstoi, The Death of Ivan Ilyich (1886) se suele clasificar entre los mejores ejemplos de la novela.

Especialmente durante sus últimas tres décadas, Tolstoi también alcanzó renombre mundial como maestro moral y religioso. Su doctrina de la no resistencia al mal tuvo una influencia importante en Gandhi. Si bien las ideas religiosas de Tolstoi ya no merecen el respeto que alguna vez tuvieron, el interés en su vida y personalidad, en todo caso, ha aumentado con los años.

Algunos vieron a Tolstoi como la encarnación de la naturaleza y la vitalidad pura, otros lo vieron como la encarnación de la conciencia del mundo, pero para casi todos los que lo conocían o leían sus obras, no era solo uno de los más grandes escritores que hayan vivido, sino un vivo Símbolo de la búsqueda del sentido de la vida.

Al final de sus días, se volvió una especie de maestro del pensamiento que predicaba por la vida simple y la moral y combatía las instituciones opresivas y toda forma de violencia.

No podemos dejar de repasar algunas de sus frases más memorables que encierran tanta sabiduría y de las que siempre se puede aprender, porque estos seres maravillosos e inteligentes aún después de haber pasado a la historia, tienen mucho para dar.

¡Aprendamos de ellos en algunas de estas 20 frases!

#1. Para instruir a un pueblo se necesitan tres cosas: escuelas, escuelas y más escuelas.

#2. A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa.

#3. Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.

#4. No hagáis el mal y no existirá.

#5. Todos los hombres cometen el mismo error cuando imaginan que la felicidad consiste en la realización de todos los sueños.

#6. La piedad es siempre el mismo sentimiento. No importa si la sientes por un ser humano o por una mosca.

#7. De matar a los animales a matar a los hombres, hay un solo paso; al igual que de hacer sufrir un animal a hacer sufrir a un hombre.

#8. Si un hombre tiene más de lo que necesita, es porque otros carecen de lo indispensable.

#9. Los dos guerreros más poderosos son la paciencia y el tiempo. No olvides que las cosas más grandes llevan tiempo y que no se logra el éxito de un día para el otro.

#10. La caridad del pobre es no odiar al rico.

#11. Hacer el bien no puede volver a todos felices, pero hacer el mal seguro nos hará infelices.

#12. Nada vale tanto como una madre amorosa.

#13. Quien tiene una mujer y la ama de verdad, conoce mejor a las mujeres que quien ha tenido miles.

#14. Cuando tenga tres cuartas partes de mi cuerpo dentro de mi tumba, diré lo que pienso de las mujeres y luego volveré a colocar la lápida rápidamente sobre mí.

#15. La verdad debe imponerse sin violencia.

#16. Decir que podrás amar a una persona toda tu vida, es como pretender que una vela siga ardiendo tanto tiempo como vivas.

#17. Mujeres, en sus manos está la salvación del mundo.

#18. Si quieres ser feliz, ¡se feliz!

#19. El matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso; si uno de los dos hace algún movimiento brusco, la barca se hunde.

#20. Debemos aprender a ponernos en el lugar del otro. Comprenderlo todo implica perdonarlo todo.

Comentarios

menú