Saltar al contenido

Las 4 lecciones que Salomón dejó para liderar con sabiduría

Es bien sabido que el rey Salomón fue ‘’el hombre más sabio de todos los tiempos’’ , es por eso que hoy te traigo algunas de sus  enseñanzas sobre cómo llevar a un equipo de trabajo al éxito con un liderazgo lleno de sabiduría, comencemos:

#1. “Si no existe la confianza, no se pueden obtener resultados sostenibles en el tiempo.”

La confianza surge con el tiempo a partir de la relación; pero si no se propicia espacio para escuchar al pueblo, se está truncando la posibilidad de tener seguidores fieles, comprometidos y felices. El rey Salomón advertía que no se puede dirigir a un pueblo si el pueblo no confía en su líder. Lo mismo le sucede al líder de empresa que no escucha a su equipo tanto en forma grupal como individual, tiene pocas posibilidades de desarrollar confianza.

#2. “Todo líder que entregue todo por su equipo, recibira su recompensa tarde o temprano. ¡Esto es una garantía!”

El rey Salomón se preocupó por el pueblo de Dios más que por sí mismo; Dios no sólo le concedió lo solicitado, sino que también le ofreció riquezas, esplendor y una larga vida. (1 Reyes 3:11-14). Su acción desinteresada le trajo bienestar al pueblo y una recompensa que no espera para sí mismo.

Según dijo Zig Ziglar: “Si ayudas a otros a obtener lo que quieren, ellos te ayudarán a tí a obtener lo que tú quieres.”

#3. “Un líder concertador pone el corazón en el desarrollo de su gente.”

El rey Salomón, está pensando en la oportunidad de callar y permitir a su pueblo que hable y se exprese. El no está pidiendo palabras sabias o elocuencia para hablar. Desde que pide “un corazón que escuche”, ya está anticipando emociones y amor por aquellos que necesitan hablar y sentirse escuchados. Salomón no sólo quiere facilitarles que hablen y pretender que escucha. Salomón desea sentir empatía por su gente; escucharlos y ayudarlos a sentirse mejor.

#4. “Un buen líder de hogar, primero piensa en su familia. Un buen líder primero piensa en su equipo.”

El rey Salomón comprende que no se puede liderar a un equipo sin antes aprender a liderarse a sí mismo; así que se olvida del ego; descarta pedir algo para sí mismo y pide por quienes tiene bajo su responsabilidad, así que le pide a Dios que le conceda la humildad de preocuparse sinceramente por su pueblo.

Comentarios

Latin Money

menú