Mentalidad Empresarial

Los 13 hábitos de pobreza que le enseñas a tus hijos sin darte cuenta

La pobreza nace en los hábitos. Dime que estás haciendo y te diré en quién te estás convirtiendo.

Ciertamente es una pregunta que muchos deberían de hacerse, y es que todo tiene que ver mucho con “los paradigmas y patrones de comportamiento establecidos” que transmitimos a nuestros hijos.

Pero, esto no lo hacemos con mala intención, pues es obvio que todo padre quisiera lo mejor para sus hijos, sino que, al igual que le paso a tus padres y a los padres de tus padres, todo ha ido sucediendo de forma repetitiva, porque creemos que así funciona todo.

¿Sabes que son los hábitos de pobreza?

Son actitudes que repites continuamente y que de alguna manera te mantienen en carencia, existen muchos, los adquieres desde la escuela, en la iglesia, en las reuniones familiares, etc.

Pueden ser a través de acciones o palabras que sueles decir, “Eso es para ricos”, “Seré pobre, pero honrado”, “Los ricos son mafiosos, explotadores, gente mala”, “Bienaventurados los pobres, pues de ellos es el reino de los cielos” ¿Recuerdas haber dicho estas frases alguna vez?

A continuación, te daré 13 hábitos de pobreza que suelen enseñar los padres a sus hijos.

Hábitos de pobreza que le enseñas a tus hijos sin darte cuenta.

#1. Los pobres pasan más de 4 horas diarias viendo televisión, mientras que los ricos no llegan ni a la media hora.

#2. Los pobres que ven televisión dedican al menos 2 de las 4 horas viendo realitys shows y cosas intrascendentes.

#3. Los pobres no ahorran y si lo hacen, solo destinan un 10%, mientras los ricos aplican la regla de 80/20.

#4. Solo el 16% de la población (pobre) dedica su tiempo a aprender algo, mientras que los ricos nunca dejan de aprender.

#5. Los pobres viven esperanzados en ganar la lotería o cualquier juego de azar esto es casi el 75% de la población, mientras que los ricos saben que para ganar hay que trabajar y luego invertir.

#6. Los pobres siempre serán víctimas de las circunstancias (no hay empleo, el estado paga poco, nací pobre, nunca tuve apoyo de mis padres, etc.), mientras que los ricos crean su propio destino y son responsables de su vida financiera.

#7. Los pobres no saben lo que es un presupuesto mensual, no saben lo que son los activos, ni como generarlos, mientras que los ricos conocen exactamente sus finanzas y crean muchos activos.

#8.  Los pobres viven esperanzados en encontrar el empleo seguro, un sueldo mensual y se amoldan a él, mientras que los ricos crean empresas y viven de sus activos.

#9. Los pobres no tienen metas de vida, no tienen objetivos, no existe una visión de lo que quieren lograr, mientras que los ricos se trazan metas, una vez que las cumplen se ponen otras más elevadas.

#10. Los pobres tienen grandes televisores y bibliotecas pequeñas, los ricos grandes bibliotecas.

#11. Los pobres utilizan un promedio de 2 horas diarias el internet para chatear o hacer vida social improductiva, mientras que los ricos buscan maneras de sacarle el mejor provecho posible.

#12. Los pobres reciben su sueldo, gastan y luego guardan lo que les queda, los ricos tienen muchas maneras de generar ingresos, guardan y lo que les queda lo gastan.

#13. Los pobres aprovechan el trayecto en llegar a su trabajo escuchando música, mientras que los ricos escuchan audios de desarrollo personal.

Si usted realmente quiere cambiar sus hábitos de pobreza, entonces empiece por enseñarles cosas productivas a sus hijos.

Algunas recomendaciones.

#1. Olvídese de la televisión.

#2. Motívelos a leer libros sobre desarrollo personal, historias de éxito, reflexión, entre otros.

#3. Enséñeles a ahorrar de sus propinas, al menos entre el 40 y 50% de lo que reciben.

#4. Enséñeles a crear un presupuesto, si desean algo como, por ejemplo, un juguete, enséñeles a ahorrar y trabajar hasta conseguirlo.

#5. Si van a estar en el internet que sea para aprender algo productivo, por ejemplo, en YouTube existen muchos tutoriales para aprender lo que uno desee.

#6. Como padre, deje de estar lamentándose por la situación del país, del gobierno, del sueldo, del dinero, no lo haga delante de ellos y enséñeles a crear su propio futuro, a depender de ellos mismos.

#7. Que tengan una visión de vida, metas y objetivos con tiempos de ejecución.

#8. Que aprendan e investiguen juntos sobre lo que son activos y formas de como generar ingresos de distintas fuentes (busque información en internet o compre libros).

Con información de Modo Emprendedor.

Image by Sasin Tipchai from Pixabay

Previous post

Humildad y sabiduría total: El ejemplo de Mohamed Salah

Next post

Cómo criar a un multimillonario: una entrevista con el padre de Elon Musk, Errol Musk

Latin Money

Latin Money