Mentalidad Empresarial

En los negocios la única constante es APRENDER

Alguien dijo que los líderes son lectores. Pero conviene señalar que, más que lectores, los líderes, los ricos hechos a sí mismos y en general los empresarios de vanguardia, son ESTUDIANTES DEL ÉXITO.

Es gente que está nutriéndose constantemente.  Ellos están al tanto de los cambios del mundo actual, mirando las tendencias de su rubro. Al mismo tiempo, siempre están pensando cómo innovar en los procesos de producción, en el marketing y en cómo utilizar la tecnología para incrementar sus ganancias. ¿Cómo lo hacen?  Creemos que hay estilos de aprendizaje.

LA LECTURA

Se ha hablado mucho acerca de la lectura. De su importancia y de su peso en la formación del ser humano. Ciertamente, la lectura es decisiva. No obstante, hay personas que no tienen el hábito de leer. No son lectores. Entonces, lo que recomendamos es, primero, no sentirse mal. El hecho de no ser un lector no te hace menos. Hay grandes lectores y escritores que son mediocres. Financieramente mal, y con sus principios en el piso. En cambio, hay gente que no lee, pero son honorables. LA LECTURA SOLO ES UN VECHICULO PARA EL APRENDIZAJE. Quizá sea el mejor vehículo, pero no es el único.  Lo que a usted le compete es descubrir cuál es SU ESTILO DE APRENDIZAJE:

Hay personas visuales: son todos aquellos que aprenden, fundamentalmente, OBSERVANDO. Ellos quieren que les muestren, que les hagan ver cómo funciona, cómo se hace.

Hay personas auditivas: Son todos aquellos que aprenden, básicamente, escuchando. Requieren que se les explique bien.

Hay personas sinestésicas: En esencia, son personas que requieren experimentar. Ellos deben SENTIR la experiencia para recién captar.

¿Cuál de esos tres estilos es el suyo? En lo que a usted compete, simplemente debe perfeccionar y potenciar su estilo de aprendizaje. Naturalmente, todos deberíamos leer. Leer trae ventajas añadidas que ningún otro vehículo de aprendizaje tiene. Por ejemplo, la lectura estimula mejor la imaginación y es un modo de hacer gimnasia cerebral. Pero mientras se hace del hábito de la lectura, potencie su aprendizaje a través de su estilo natural.

He aquí otros rasgos de los aprendices:

Escuchar: Los líderes siempre están atentos a lo que se dice. Más que grandes hablantines, los líderes son grandes escuchas. Peter Drucker, el genio del marketing, escribió que “lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice.” ¿Puede entender ese mensaje? Su equipo le está diciendo algo todo el tiempo. Su familia le está diciendo algo todo el tiempo. El mercado está diciendo algo todo el tiempo. Sus proveedores y sus clientes están hablando todo el tiempo…pero usted no debe escuchar con las orejas, debe escuchar con la mente. ¿Qué le están tratando de decir? ¿Qué está interpretando usted? Líderes escuchan y ven eso como una oportunidad para mejorar. Es gracias a esa capacidad de escucha que los líderes se anticipan a las crisis, previenen los conflictos.

Ser Curioso: Alguien dijo que “la curiosidad es hija de la ignorancia y madre de la ciencia.” Las mentes más avanzadas, son siempre las mentes más curiosas. Mantenga la curiosidad de un niño y siempre verá el mundo como los demás no podrán.

Viaje: Los empresarios siempre están en movimiento. Viajar es un modo de conocer nuevas culturas. Nuevos enfoques. Ver tu hogar, tu empresa, tu ciudad e incluso tu país, desde otras latitudes, siempre te hace reflexionar.

Encuentra mentores: Los mentores son una fuente de aprendizaje. Seleccione a las personas que para usted constituyen una referencia. Escúchelos con atención, desarrolle una amistad con ellos. Los mentores son personas que ya lograron lo que usted quiere lograr y, además, tiene un afecto especial por usted. Ellos no tienen un interés en tu negocio, ellos quieren que a ti te vaya bien. Por esa razón su opinión es siempre valiosa.

Previous post

El liderazgo es el arte de servir

Next post

David contra Goliat; El arte de pensar como un ganador

Latin Money

Latin Money