Mentalidad Empresarial

Ni trabajando, ni pensando, el dinero se gana sirviendo

Señores, EL DINERO SE GANA SIRVIENDO. Esta es la clave para ganar grandes cantidades de dinero: PENSAR BIEN, TRABAJAR POCO, SERVIR MUCHO.

#1 El dinero no se gana pensando. Esta es unas las ideas más populares: creer que el dinero se gana en la cabeza. Quiero ser claro en este punto porque puede generar confusión. La verdad es que en la mente uno crea su dinero, lo visualiza, pero realmente lo gana fuera. En la mente lo creas, pero LO RECOGES en la calle. Tener ideas brillantes no te garantiza que tendrás dinero. Hay ideas brillantes que valen un céntimo porque murieron en la cabeza de su creador, nunca vieron la luz, nunca fueron puestas en práctica.  El pensamiento sin acción es pensamiento muerto. Si el dinero se ganara pensando miles de autores, incluso autores de libros de negocios, serían millonarios. Los conferenciantes serían millonarios. Algunos profesores universitarios o filósofos del mundo empresarial tendrían dinero en igual medida que pensamientos.

Reiteramos: el pensamiento es el punto de partida, pero no lo es todo. Solo es un ejercicio creativo, de visualización y organización…

#2 El dinero no se gana trabajando. La palabra ganancia quiere decir provecho, beneficio. Mucha gente cree que un sueldo es una ganancia. La verdad es que no siempre es así: en muchos casos un sueldo solo es un intercambio de tiempo por dinero. En el argot popular se diría que es un intercambio de <pan con pan>. Es decir, si su hora vale cinco y usted la vende a cinco: ¿cuál es la ganancia? Allí no hay ganancia, allí solo hay un intercambio común. La ganancia sería si usted vende su hora a un monto superior a cinco.

Si el trabajo fuese la clave para ganar grandes cantidades de dinero, entonces los que más trabajan serían los más ricos del planeta. Un obrero, con 14 horas diarias de trabajo, tendría mucho dinero. No obstante, la realidad demuestra que no es así.

Señores, EL DINERO SE GANA SIRVIENDO. Esta es la clave para ganar grandes cantidades de dinero: PENSAR BIEN, TRABAJAR POCO, SERVIR MUCHO.

Es una fórmula que, entendida y aplicada, le dará grandes resultados. El mercado paga únicamente por lo que sirve. ¿Cuándo el celular ya no nos sirve que hacemos con él? ¡Lo cambiamos! ¿Cuándo la computadora ya no sirve? La cambiamos. ¿Cuándo el empleado ya no sirve? Lo cambian. Lo reemplazan. El mercado paga únicamente POR AQUELLO QUE SIRVE.

Un empresario gana mucho porque sirve a muchos clientes, mientras que un empleado gana poco porque solo sirve a un jefe. Esa es la diferencia. Pensemos en el dueño de un restaurante:

El restaurante atiene a 200 comensales al día. A esos clientes hay que servirles. Pero el empresario no es realmente el que lleva la carta a la mesa, toma el pedido, sirve a los platos…el empresario contrata gente para que sirvan por él. Entonces, la principal labor del empresario es pensar bien para organizar y dirigir al equipo, a fin de que estos puedan servir a los clientes.

Para pensar bien, el empresario debe estar libre de trabajos menores. Por eso debe trabajar poco y dedicar su tiempo al más estratégico de los esfuerzos: LÍDERAR para servir a muchos clientes. Recuerde aquella frase que dice: “el que sirve a muchos, gana mucho. El que sirve a pocos, gana poco. El que impacta en millones, gana millones.”

Si una empresa factura millones es porque sus productos o servicios SIRVEN a millones o son tan escasos, que sirven a pocos, pero valen millones.

Palabra clave es SIRVEN. ¿A cuántas personas está sirviendo usted? La vieja frase que dice “el que no vive para servir, no sirve para vivir”, aplica también para el mundo de los negocios. Podríamos parafrasearla del siguiente modo: “el que no sirve, no gana.”

Previous post

Pasos para sanar tu relación con el dinero

Next post

Cuentas claras, amistades duraderas

Latin Money

Latin Money