Mentalidad Empresarial

No busques resultados distintos haciendo lo mismo

Cómo dijo Albert Einstein: “Locura es hacer lo mismo y esperar resultados distintos”.

Si nos fijamos un poco en cómo funciona la vida, nos damos cuenta rápidamente de que el cambio es una parte integral de ella.

El cambio está en todas partes, a nuestro alrededor en la naturaleza, en nuestro cuerpo, en la sociedad, en la tecnología. Rehusarse es negarse a evolucionar, a crecer, es rechazar el flujo de la vida, y cuando paramos la corriente, es a menudo donde comienzan los problemas.

Veamos el siguiente ejemplo:

Hagamos una comparación entre nuestra vida y el río. Cuando nos negamos a dejar que la corriente fluya, amontonamos trozos de madera, que entre sí forman una presa. Las piezas de madera representan los pequeños problemas de la vida, las ilusiones y la presa, todos estos problemas que forman una situación de lo más complejo.

Sin embargo, cuando la corriente se ralentiza, tarde o temprano se intensifica y la lluvia de pedazos de madera finalmente se suelta.

¿Realmente quieres construir este aluvión de problemas e ilusiones y construir tu vida en un terreno que finalmente se inundará cuando la corriente haya recuperado sus derechos y su curso natural?

El cambio nunca es tan dramático como pensamos, a menudo nuestros temores nos hacen imaginar una imagen muy diferente a la de la realidad.

Es obvio que, no todos los cambios son fáciles de vivir, es una certeza, sin embargo, eso no significa que debamos evitarlos porque es allí donde se esconde un mayor sufrimiento.

Ahora, lo importante es comprender que aceptar que el cambio es parte de la vida es el primer paso para evitar construir sobre las ilusiones. Lo que más tarde ayuda es comprender la importancia de respetarse a uno mismo porque a menudo aceptamos situaciones para complacer a los demás y nos olvidamos de nosotros mismos y así es como empezamos a bloquear la corriente con ramitas que terminarán apiladas.

Finalmente.

Lo último que le permite seguir la corriente es confiar en las decisiones que toma, confiar en su intuición. Así que deja tus dudas a un lado y embárcate en el bote de la vida con alegría porque allí te esperan cosas hermosas.

Previous post

Si das todo de ti y no te valoran, es mejor ausentarse

Next post

Google busca voluntarios que quieran viajar por el mundo con cámaras

Latin Money

Latin Money