Finanzas

No me digas cuánto dinero ganas a fin de mes, dime cuánto dinero está trabajando para ti

Señores, el camino a la riqueza precisa DISCIPLINA. Si no eres capaz de sentar las bases ahora, no lo harás mañana.

Un hombre era bueno ganando dinero. Era hábil: siempre estaba vendiendo algo, moviéndose de un lado a otro. La plata nunca le faltaba. Pero, curiosamente, todo lo que ganaba se esfumaba. Todo lo que entraba, salía. Al final, ni el mismo sabía para dónde iba su dinero.

Este hombre era bueno ganando, pero no era bueno para administrar y MULTIPLICAR su dinero. En consecuencia, ese hombre nunca se hará realmente rico.

No basta con ser un buen vendedor…

No basta con ser hábil para los negocios…

No basta con saber negociar…

No basta con saber comprar y vender…

El éxito financiero requiere algunos otros elementos, a menudo subestimados. Por ejemplo:

Visión: Las ranas solo ven su charco; las águilas ven sobre los mil metros. La gente que progresa ve el futuro… ¿quieres quedarte toda la vida siendo “un buen vendedor”? ¿Siempre vas a ser un típico comerciante?

Crece… los tiempos cambian, tú también tienes que cambiar.

Diseña el futuro, y construye tus activos…

Administración: El que no administra lo que gana, pierde lo que gana. Piense en la diferencia que hay entre estos dos hombres:

Un hombre gana cinco mil dólares al mes…pero se los gasta todos. Más gana, más gasta. Tiene una vida a todo dar, lujo por aquí, lujo por allá. Pero hay algo curioso: A la semana de haber cobrado su sueldo ya se está quejando… que no le alcanza, que esto y que lo otro.

El otro hombre gana mil soles al mes y se gasta los mil soles… es exactamente igual que el primer hombre: todo lo que llega a sus manos, lo desaparece.

¿Cuál es la diferencia entre esos dos?

En realidad, ambos son pobres… la única diferencia es que el que gana cinco mil dólares es un pobre sofisticado. Pero fuera de eso, en esencia, son lo mismo. Son mente pobre.

No es lo que ganas…es cuánto inviertes, cuánto mueves, cuánto se queda contigo…cuánto lo usas como semilla para generar más…

No me digas cuánto dinero ganas a fin de mes…

Dime cuánto dinero está trabajando para ti…

Benjamin Franklin dijo: “Si quieres ser rico no aprendas solamente a saber cómo se gana, sino también cómo se invierte.”

Señores, el camino a la riqueza precisa DISCIPLINA. Si no eres capaz de sentar las bases ahora, no lo harás mañana.

¡Activos ahora, lujos mañana!

Previous post

Si te parece una miseria el sueldo mínimo, te invito a crear empresa y pagar el sueldo que tu creas indicado

Next post

Una cultura de escasez: Nos enseñan a cuidarnos, no a fortalecernos

Latin Money

Latin Money