Consejos y FrasesMentalidad Empresarial

No te enfoques en buscar pareja, enfócate en construir tu vida

Se ha dicho que el amor no es algo que debemos buscar, sino que es algo que atraemos. Lo que usted es, usted atrae.

Y como usted es, así es la gente que atrae. Si usted es una persona toxica, lo más probable es que atraiga a personas toxicas. De algún modo la vida siempre nos está dando lo que necesitamos para subir de nivel: si usted tiene baja autoestima y su amor propio está en el piso, lo más probable es que termine en las garras de personas que se van a aprovechar de usted: que le engañen, que le manipulen, que le chantajeen.

Por eso, la clave del amor, del amor verdadero, está en amarse a uno mismo. No puedes amar a otras personas, si primero no te amas a ti mismo. No puedes hacer que te respeten, si primero no aprendes a respetarte a ti mismo. Todo empieza por nosotros.

Si ahora mismo usted se encuentra en un proceso de soltería, si ahora mismo a traviesa una difícil situación, recuerde estas palabras:

No te enfoques en buscar pareja, enfócate en construir tu vida. La pregunta no es cómo atraigo a una persona, sino cómo me hago una persona atractiva. Es un principio del éxito: desarrolla hábitos de ganador, traza objetivos, lucha por tus sueños, potencia tus finanzas, sé tú mismo. No regales tu tiempo. No mendigues atención, ni compañía. Eso hace la persona ganadora: construye su vida. Mira su vida como si fuese un jardín y aplica lo que dice el poema: «el secreto no es ir detrás de las mariposas. El secreto es cuidar del jardín para que ellas regresen.»

El secreto, el gran secreto para ser personas atractivas, es la mentalidad. No mendigues compañía, vive tu vida y se feliz: a alguien querrá que le compartas esa felicidad. Vive tu vida y se seguro de ti mismo: la seguridad, la confianza en uno mismo, ese es el rasgo más valioso de la atracción y del amor. Y se fuerte. Recuerda que hay personas que son compañeros de tramo y otras que son compañeros de vida. Si alguien se va por cuenta propia, que se vaya. Usted sea fuerte: no ruegue, no se arrastre, no mendigue. A menudo las personas que saben vivir su soledad son las más fuertes.

Imagen de portada: My Good Images / Shutterstock

Previous post

Respeto y confianza: Claves para construir un imperio en pareja

Next post

La hormiga y la cigarra: Una historia para gente trabajadora

Juan Carlos Atoche

Juan Carlos Atoche