Historias y ReflexionesMentalidad Empresarial

Nunca humilles a nadie: El origen de Lamborghini

El origen de una marca multimillonaria.

En el año de 1958 un granjero italiano que ensamblaba tractores adquirió un Ferrari 250GT. Cierto día su Ferrari se descompuso, al tratar de arreglar el auto, el granjero notó que el clutch era el mismo que utilizaba para sus tractores.

Impresionado, fue directamente con Enzo Ferrari para pedirle que mejorara la pieza para que fuera más resistente. Ferrari se ofendió y le respondió:

– No eres más que un constructor de tractores “no sabes nada de autos deportivos” tu no vas a venir a enseñarme como construir un auto deportivo.

El granjero se sintió humillado, ofendido, y regreso a su granja decidido a demostrarle a Enzo Ferrari que estaba equivocado.

El nombre de ese granjero era: Ferruccio Lamborghini.

Hoy por hoy la marca Lamborghini está valorizada en millones de dólares.

No permitas que te pisoteen que tus acciones hablen.

No hay grandes sueños, sino soñadores pequeños.

Previous post

Sabiduría japonesa: Si no es tuyo, no lo tomes

Next post

Humildad y sabiduría total: El ejemplo de Mohamed Salah

Latin Money

Latin Money