Mentalidad Empresarial

Paga con amor, nunca con dolor

Se dice que cuando la sangre no circula libremente por nuestro cuerpo, el cuerpo enferma. Pasa lo mismo en la economía personal: si el dinero no circula por nuestra vida, nuestras finanzas enferman.

Y ese es el problema de muchas personas: viven peleando con el dinero, tratando de estirarlo, retenerlo a como dé lugar. En el fondo, es un síntoma de escasez.

La prueba de que una persona vive en escasez no son sus bajos ingresos. Tampoco es su horario de trabajo. La prueba de la escasez es la forma en cómo esa persona gana su dinero. Recuerde que, en materia financiera, las formas son más importantes que las cantidades. Por tanto, la solución a tu problema no es un aumento de sueldo. La solución no es que el gobierno regule el mercado y baje el precio de los productos. La solución real y definitiva es que usted pase de una mentalidad de escasez, a una mentalidad de abundancia.

Si ganar dinero es motivo de sufrimiento, estrés, angustia…esa es la escasez. Esa es la raíz del problema. ¿Por qué? Porque si le duele ganar dinero, entonces le dolerá soltar dinero. Usted está ganando dinero en la actividad equivocada. Usted está haciendo algo que no es lo suyo, algo para lo que no nació. Está actuando desde su necesidad, y no desde su propósito.  Esa es la principal fuente de insatisfacción… como genera dinero con dolor, entonces paga con dolor.

La naturaleza del dinero es el movimiento. Por eso cuando el dinero no es motivo de alegría, es motivo de preocupación. Esto es de pobres: Como sufren para ganarlo, sufren para soltarlo, y si lo guardan…sufren pensando en qué hacer con él. Deje que le cuente una breve historia: Una mujer tenía unos ahorros y vivía atormentada pensando qué hacer con ellos. Siempre pensaba que podía perder su dinero. Desconfiaba de todo aquel que le traía propuestas. Como sufrió para ganarlo, ahora está sufriendo con él. Eso es escasez.  En cambio, si usted vive su propósito, generar dinero le será más fácil, más divertido. Su mente creará y aprovechará oportunidades para seguir expandiéndose. Recuerde: los apasionados no tienen trabajo. No tiene salario. No tienen horarios. La pasión surge de un propósito. Cuando vives en escasez, vives persiguiendo el dinero. Cuando vives con propósito, vives en abundancia…y los que viven en abundancia son perseguidos por el dinero.

En la escasez eres el esclavo del dinero. En la abundancia, su amo.  Y entonces, desde esta condición, desde la condición de la abundancia que es la madre de todo progreso, de toda riqueza, usted suelta el dinero y ese dinero regresa con más dinero. ¿Por qué? Porque usted es la fuente y porque, como hemos dicho antes, el dinero es como la sangre: tiene que circular. Las escrituras también lo dicen: “al que da le es añadido.” Y como dicen algunos de los más ricos del mundo: “dinero que va y viene, a su amo mantiene.”

Así que la clave es SER ABUNDANTES…no importa si ahora mismo estamos ganando montos menores, lo importante es ser generosos con el dinero. El modo en cómo tratamos con el dinero define el modo en como la abundancia nos trata a nosotros. Hay que pagar, no con dolor, sino con amor. No renegando, sino bendiciendo. Porque todo monto que pagamos nos será retornado MULTIPLICADO.

Previous post

Cuentas claras, amistades duraderas

Next post

La verdadera clave para atraer dinero

Latin Money

Latin Money