Saltar al contenido

Redes de Mercadeo, un negocio no apto para desesperados

En primer lugar, debemos de temer en cuenta, de que el Multinivel no es magia: Es como en todo tipo de negocio, si usted quiere ganar, usted tiene que esforzarse. Usted no logrará su libertad financiera de la noche a la mañana, si le dicen eso no le crea, esa persona  es un farsante.

El multinivel no es para desesperados: Para alcanzar el éxito se necesita paciencia, un requisito infaltable para los Networker. Hay quienes empiezan hoy, y de la moche a la mañana ya quieren ser diamantes. Sepa que los rangos más elevados están reservados para los que persisten. No es Networker quien busca adelantar la cosecha,  todo tiene su tiempo.

El multinivel no es para vender productos: Entienda de una vez que, por muy buenos que sean sus productos, usted no vende productos. La compañía ganadora y el auténtico Networker no se dedican a vender. Se dedican a mostrar una oportunidad de vivir un nuevo estilo de vida: vivir con más salud, más dinero, más liderazgo, en resumen con una mejor más calidad de vida.

El multinivel no fue hecho para egoístas: La venta de  productos no te da libertad financiera, sin embargo ayudar a que la gente de tu equipo crezca personalmente, eso sí lo hará. El multinivel es una industria de personas ayudando a otras a ayudarse a sí mismas. Esta es la regla básica: hacer dinero con la gente, en lugar de hacerlo de la gente. En la medida que tus afiliados obtengan éxito, tú obtienes el tuyo. Lo importante es ayudar a otros a ganar dinero y al mismo tiempo tú también ganarás.

El multinivel requiere de liderazgo: Su producto puede ser extraordinario, su plan puede ser el mejor, pero si usted no desarrolla su liderazgo, usted está perdido.  Sus resultados dependen de su capacidad para liderar.  Más del 90% de su éxito dependerá de su liderazgo.  He aquí una máxima: El vehículo son los productos y el sistema, el conductor es usted.  Usted decidirá qué tan lejos quiere llegar.

Todas las cosas son difíciles hasta que se hacen fáciles.  El plan de mercadeo no es una excepción. Usted lo hace fácil cuando empieza a hacerlo.

Usted no tiene que andar ofreciendo sus productos y promocionando a su empresa de cualquier modo. Usted no es un comerciante de poca monta. Recuerde lo que dice la viaja máxima: “dime de qué presumes y te diré de qué careces.” Usted no necesita hacer promesas baratas, necesita mostrar los resultados. No necesita motivar, necesita educar. No necesita engañar, necesita inspirar.

Cada Networker dirá, desde su punto de vista, que está en la mejor compañía, con el mejor producto, el mejor plan de compensación y el mejor equipo de apoyo. Dirán eso y seguramente tendrán razón, pero todos tienen algo en común: están en una de las industrias de mayor crecimiento. Hagan honor a la industria y no olviden la declaración de oro: El network marketing no tiene nada que ver con empresas que prometen dinero a cambio de nada. Sea honesto: no afilie a cualquier persona a su red.

Comentarios

Latin Money

menú