Categorías: Libros

Resumen del libro “El Hombre Más Rico de Babilonia”

Las enseñanzas que se encuentran en el libro El Hombre más Rico de Babilonia son sencillas y muy poderosas. Son lecciones que encierran gran sabiduría y están al alcance de cualquiera que se tome el tiempo de buscarlas y aplicarlas.

#1. Páguese a usted mismo primero:

Antes de pagarle a los bancos o a las tiendas, páguese usted mismo. 10% de todo lo que gana es para usted. Ese dinero no es para vicios, ni diversiones, sino para hacer un capital que luego deberá ser multiplicado. Dice Arkad: “debes ver a cada moneda como un obrero que tiene que trabajar en tu favor, y ese obrero deberá tener hijos y esos hijos más hijos. Pronto, tendrás un ejército de obreros trabajando para ti.”

#2. La riqueza tiene un proceso:

Un árbol da frutos en el momento en el que debe darlos, no antes. Nunca ves un árbol que primero da frutos y luego le crecen las ramas o las hojas. El Hombre más Rico de Babilonia dice: “El oro huye de la persona que lo fuerza en ganancias imposibles, que sigue el seductor consejo de defraudadores y estafadores o que seña de su propia inexperiencia y de sus románticas intenciones de inversión.”

#3. Pon tu dinero en las manos correctas:

Si quieres invertir en zapatos ve con el zapatero, no con el joyero. He aquí la clave: “Consultad a los hombres sabios. Pedid consejo a aquellos que tienen experiencia en la gestión rentable de los negocios.” En otra parte del libro se lee: “Quien pide consejo sobre sus ahorros a alguien que no es entendido en la materia, habrá de pagar con sus economías el precio de la falsedad de los consejos.”

#4. Lo que hagas, hazlo brillante.

No importa si ahora mismo eres empleado, no importa si eres empresario, siempre busca ser mejor. Presta mucha atención a lo que dice el libro: “Cuando quieres construir una buena casa, no te importa si las vigas son pesadas o si el pozo del que sacas el agua para el yeso está lejos. Prométeme, muchacho, que, si tienes un amo, trabajarás para él tanto como puedas. No te inquietes si él no aprecia tu trabajo. Recuerda que el trabajo bien hecho hace bien al que lo realiza, lo convierte en un hombre mejor.”

Y esto último es fundamental: por sobre todas las cosas, nunca tengas alma de esclavo. Sé un espíritu libre. Recuerda: “Si un hombre tiene alma de esclavo, ¿No se convertirá en uno, sin importar su cuna, del mismo modo que el agua busca su nivel? Y si alguien tiene alma de hombre libre, ¿No se hará respetar y honrar en su ciudad, aunque no lo haya acompañado la suerte?”

Latin Money

Deja un comentario

Entradas recientes

17 Frases de padres que dejan una enseñanza profunda

Nuestros padres nos han dejado valiosas lecciones que valen recordar. Para los niños, los padres son modelos a seguir. Una figura que…

12 horas hace

Nunca fue suerte, siempre fue Dios

Él siempre nos acompaña, en cada momento. Muchas personas a menudo están muy felices si experimentan un destino afortunado. “Por…

12 horas hace

Dios, gracias por todo lo que has hecho por mi

“Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana”. Para otros, es: “Cuando el mundo cierra una puerta, Dios abre otra”. Una…

12 horas hace

Cuando llenas tu mente de pensamientos positivos, tu vida cambia

Los últimos avances en la ciencia nos lo demuestran: ¡nuestros pensamientos tienen un impacto físico en la realidad! ¿Por qué…

12 horas hace

En esta pandemia se supo: quien es amor, quien es amigo, quien es tu familia

La pandemia de coronavirus es un desastre para el mundo, pero podrían surgir algunas cosas buenas o al menos interesantes.…

12 horas hace

Dios no da dinero, Dios da sabiduría para levantar un negocio

Si Dios es su padre, piense como hijo de un Rey, no como un mendigo. No piense dando pena. Tratemos…

13 horas hace