Saltar al contenido

Sé cauto con tus actos | Para reflexionar

Una historia para ser más cautos y pensar antes de actuar.

Una mujer y un hombre chocan con sus autos de frente. El golpe es tan grande, que ambos vehículos quedan completamente destrozados, pero, de manera increíble, ninguno de los dos conductores sale lastimado.

Después de salir de los respectivos autos, la mujer dice:

– “¡Pero mira cómo han quedado nuestros autos! ¡Y milagrosamente no tenemos ni un rasguño! Ésta debe ser una señal de Dios para que nos conozcamos, seamos amigos, y hagamos el amor como locos por el resto de nuestros días”.

El hombre, encandilado por la belleza de la mujer, responde:

– “Oh sí! Estoy completamente de acuerdo contigo. Ésta es una señal de Dios”.

La mujer continúa:

– “Mira, otro milagro. Mi auto está completamente destruido, pero esta botella de vino no se rompió. Con seguridad Dios quiere que la tomemos y celebremos nuestra buena suerte”.

El hombre, totalmente de acuerdo, destapa la botella, hace un salud y se bebe la mitad. Luego, se la devuelve a ella para que beba también.

La mujer agarra la botella y le pone el tapón.

El hombre, extrañado, le pregunta:

– “¿Tú no vas a beber?”

La mujer responde:

– “No, prefiero esperar a que venga la Policía de Tránsito a tomarnos la prueba de alcoholemia”.

Comentarios

Latin Money

menú