Actualidad

Se graduó y le entregó su diploma a su padre en la gasolinera donde trabaja como payaso

Por no dejar de llevar un pan a su casa, ‘Raymundín Cara de Calcetín’ no pudo asistir a la ceremonia de su hija, aquella por la que trabajó sin cansancio por tantos años.

¿Quién podría decir que no quiere estar presente en la graduación de su hijo? Creo que nadie se perdería tal acontecimiento ¿verdad? Sin embargo, cuando el dinero escasea y no se puede perder la oportunidad de llevar unas monedas más a casa, es mejor cumplir con nuestra labor.

Para muchos podría ser algo frívolo y hasta insensible no asistir a una ceremonia tan importante en la vida de nuestros hijos, pero, habría que estar en la situación de esta persona para saber qué decisión tomaríamos.

Esta es la historia del payasito “Raymundín Cara de Calcetín”, quien no pudo estar presente en la graduación de su hija por estar trabajando. Es por eso que ella fue hasta la gasolinera donde él entretiene a sus clientes vestido de payaso y le mostró su diploma con un fuerte abrazo y un gran beso.

El deseo más grande de todo padre es ver que su hijo pueda superarlo en todos los aspectos de la vida, en lo profesional, laboral y como ser humano. Muchos padres se esfuerzan cada día para obtener el dinero suficiente para darles a sus hijos todo lo que ellos necesitan y como no, darles también la mejor educación posible, y cuando ellos consiguen el tan anhelado título, no hay nada que les borre la sonrisa de la cara. Es la mayor satisfacción de sus vidas, ya que su gran misión ya está completa.

Este ya famoso payaso que se llama en la vida real Raymundo Saldaña Casso, no tuvo descanso nunca, pues su mayor anhelo era ver a su hija graduada. Trabajó arduamente como payaso en una gasolinera para pagar los estudios de su hija, quien ahora ve su sueño cumplido.

Fue el encuentro más tierno que se puede haber visto en los últimos tiempos en las redes, pues ella abrazó muy efusivamente al verlo con su cara pintada con llamativos colores y su clásica nariz roja. Lucieron sonrientes a la cámara para inmortalizar el momento.

La hija de este payaso se graduó en Desarrollo Infantil y culminó su carrera siendo una de las más aplicadas de su clase. Este esfuerzo se ve reflejado en el título que ahora posee en sus manos, un documento oficial que valida el término de su carrera profesional.

Fue el propio padre quien subió al Facebook este video grabado por un familiar, con la siguiente frase: “Mi hija se graduó y no pude estar en su ceremonia debido al trabajo, y esto pasó”. Este video cuenta con más de un millón de reacciones, 92 compartidos y tiene 900 comentarios.

Aunque este hecho se haya registrado en Tamaulipas, México, la historia de esfuerzo de este padre y la alegría de su hija por ver sus metas cumplidas, ha llegado hasta el rincón más lejano del planeta.

Previous post

La pobreza no nace en la escuela, nace en casa

Next post

Que los demás se dediquen a tomar... usted dedíquese a su negocio

Latin Money

Latin Money