Consejos y Frases

Si dices cualquiera de estas frases, eres un mal líder

Cuando eres dueño de un negocio o tienes personas trabajando bajo tu mando, debes emplear ciertas actitudes positivas para poder sacar a tu equipo (y por ende a tu empresa) adelante.

Lo cierto es que estas actitudes positivas hacia tus trabajadores (buen trato, confianza, respeto, proactividad, etc.) hacen de tu negocio un lugar más próspero, lleno de energía positiva y buen clima tanto para tus trabajadores como para tus clientes.

Es por eso que aquí te presentamos 14 frases que un jefe JAMAS deberá decirles a sus trabajadores.

#1. “Es mi compañía”.

Si bien esto es cierto en el papel, el propietario de un negocio no debe gritar a todo pulmón que es el dueño o el amo y señor de todo. En su lugar, adopte formas más suaves como “Estoy a cargo del negocio”. Usted no es un verdadero líder si hace esto.

#2. “Es tu problema”.

Como jefe, debe mantener una actitud de responsabilidad compartida con sus empleados por las cosas buenas y los errores. Si un empleado sabe que usted está personalmente involucrado en todas las tareas de la empresa, percibe su trabajo como parte de un proyecto más grande.

#3. “No me importa lo que pienses”.

Como jefe, esta oración no fomenta el diálogo y cierra cualquier discusión posible. Esto sugiere que no está listo para considerar las ideas o sugerencias de otros. Lo opuesto a un líder que sabe aprovechar las ideas de su equipo.

#4. “¿Qué te pasa?”.

Es normal no estar contento cuando un miembro de su equipo hace algo mal. Pero esta pregunta pone en duda sus habilidades para resolver el problema. Y demuestra que pierdes la confianza en sus habilidades para resolverlo.

#5. “¡No discutas conmigo!”.

Ningún jefe puede evitar que sus empleados estén en desacuerdo con él. En lugar de ser sistemáticamente hostil a alguien que no está de acuerdo con usted, intente comprender los motivos de este desacuerdo y quién sabe, pueden surgir nuevas ideas de esta discusión y lograr que desarrolle su negocio.

#6. “Siempre procedimos de esta manera”.

No es porque se haya puesto en marcha una forma de trabajar durante algunos meses por lo que es la mejor. Anima a tu equipo a encontrar nuevas soluciones. Esto abre la puerta a la creatividad y la innovación, que es vital para todas las empresas de nueva creación.

#7. “Déjame hacerlo”.

No puedes hacer crecer tu negocio haciendo todo por ti mismo. Si interviene cuando sus empleados tienen un problema, nunca se volverán independientes. ¡Dale a todos la oportunidad de tener éxito y aliéntalos! Esto le permitirá construir un negocio más fuerte.

#8. “Tú eres el único con este problema”.

Esta declaración aísla a uno de sus empleados y los hace sentir abandonados y solos frente a los otros miembros del equipo. En su lugar, mire a su alrededor (o use Google) para ver si otras personas no han tenido el mismo problema y no han encontrado soluciones.

#9. “No estoy preocupado por esto”.

No hay pequeños proyectos para una empresa. Como jefe, debes preocuparte por todos los proyectos, grandes y pequeños. Muestre a sus empleados que está involucrado en cada uno de los proyectos de la compañía con la misma inversión que ellos también deberían tener. Esto aumentará su sentido de orgullo en el trabajo.

#10. “Haz lo que yo no hago”.

Nunca le pida a uno de sus empleados que haga lo que usted no haría. Si le pide a alguien en su equipo que haga algo complicado, apóyelo y bríndele consejos. Da un ejemplo y prepárate para luchar junto a tu empleado.

#11. “Este cliente me vuelve loco”.

Todos se enfrentan a la presión para terminar a tiempo. Como jefe, no es útil posponer esta presión sobre su equipo. De hecho, sus empleados se sentirán menos motivados para trabajar para este cliente, mientras que siempre deben tener en mente que deben estar motivados para cada cliente.

#12. “Yo soy el jefe”.

Es inútil afirmar de manera perentoria que usted es el jefe. A nadie le gusta ser comandado como en el ejército a menos que seas un soldado, por supuesto. Cada decisión debe ser el resultado de un diálogo. E incluso si mantiene la última palabra y si debe imponer su decisión, ¡especialmente no lo diga!

#13. “Estoy muy ocupado”.

Esta declaración brutal muestra una clara falta de empatía por su equipo. En lugar de decirles que está demasiado ocupado, sugiérales que regresen a un momento en que estarán disponibles. Esto demuestra que valoras su trabajo y lo que tienen que decirte.

#14. “¿Cuál es el último chisme?”.

Cuando eres el jefe de una empresa, eres tú quien establece el tono. Si cede a los chismes, crea una atmósfera tóxica para toda la empresa.

Previous post

Según un estudio, empoderar a las niñas es la mejor prevención contra la violencia

Next post

6 Virus que atrasan tu libertad financiera

Latin Money

Latin Money