Finanzas

Si vives gastando todo el dinero que ganas siempre serás pobre

Si usted quiere prosperar, usted debe desarrollar el juicio. Le llamamos juicio a la capacidad que tenemos para distinguir lo correcto de lo incorrecto. Lo diligente, de lo negligente.

Y, precisamente, en materia económica la mayoría de personas no tiene juicio: todo el dinero que gana, se lo gasta.

El pensamiento del pobre gira alrededor del gasto. El pobre es un gran consumidor. Incluso se endeuda y gasta su dinero antes de ganarlo. ¿Qué hacer en estos casos? De inmediato, un cambio de mentalidad aplicada.

La prosperidad empieza con tus pensamientos. Si vives gastando todo tu dinero, vivirás haciendo plata para otros. Siempre serás un trabajador más y lo más probable es que mueras pobre. Reflexiona: la edad avanza y las fuerzas físicas disminuyen. El futuro no será siempre el mismo. Debes prever. Debes, además, considerar que el mercado laborar suele excluir a las personas mayores. Entonces la pregunta es: ¿Cómo será tu futuro?

La prosperidad exige un objetivo claro. Un buen estilo de vida no es cuestión de suerte. No es una casualidad. Debes crearlo. A veces las personas quieren ganar más dinero, pero no precisan cuánto más. Quiere ahorrar, pero no saben para qué. Quieren una casa mejor, pero no definen qué tipo de casa. Quieren un carro, pero ni siquiera saben el modelo de carro que les gustaría tener. ¿Qué quieres? ¿Cómo es la vida que te gustaría vivir?

La prosperidad exige disciplina. El mayor desafío no es incrementar la cantidad de dinero que ganas mes tras mes. En realidad ganar dinero es más sencillo de lo que piensas. El verdadero desafío es SER DISCIPLINADOS. La gente gasta porque no puede controlar sus emociones. No tiene la disciplina para comprometerse a usar sabiamente su dinero. ¿Podrás, por ejemplo, guardar el 10% de todo lo que ganas? ¿Podrás vivir un mes sin comprar nada que no necesites? Cuando observas con detenimiento, observas que el problema de fondo es la falta de disciplina. La regla es: deshazte de los gastos innecesarios, ahorra al máximo, paga tus deudas, haz capital, invierte ese capital…

La Prosperidad exige educación. Las pequeñas disciplinas deben ir acompañadas de apertura mental, y eso solo se logra con educación. Entrena tu mente. Invierte en ti. Si has tenido problemas de dinero o sientes que te falta aprender a manejar tu dinero, entonces debes ser consciente que con ese nivel de pensamiento no harás cambios sustanciales. Se requiere crecer a nivel mental. Dejar de pensar como pobre, dejar de pensar como un simple empleado, dejar de pensar como la clase media, eso requiere educación.

Previous post

Hay personas que solo se acuerdan de ti cuando quieren un favor

Next post

Para salir de la pobreza hay que salir de la ignorancia

Latin Money

Latin Money