Mentalidad Empresarial

Tarde o temprano la disciplina vence a la inteligencia

No importa que tan inteligente eres, no importa que tanto talento tienes, no importa el dinero con el que cuentas o los contactos que posees. Nada es tan poderoso como LA DISCIPLINA.

Muy en el fondo la mayoría de las personas no fracasan por falta de cerebro, sino por indisciplina. ¿Por qué? ¿A qué se debe que son rompen sus compromisos?

La primera teoría sostiene que SOLO PUEDEN SER DISCIPLINADOS LOS APASIONADOS. Cuando ese objetivo que quieres lograr es poderoso al punto de genera fuego interno, es decir, cuando ese objetivo no te deja dormir: mañana, tarde y noche, piensas en él, es porque realmente quieres lograrlo, entonces haces lo que haga falta hacer. Adquieres un compromiso.

Hay personas que quisieran estar en forma, pero no se han comprometido con estar en forma. QUISIERAN ser saludables, pero realmente no se han comprometido con su salud. La disciplina es hija del COMPROMISO.

Hay otro tema que anotar: La palabra Disciplina viene de DISCIPULO. ¿Quién es un discípulo? Es aquel que aprende o se deja enseñar. El disciplinado es discípulo de eso que ama.  Si usted ama las drogas, usted será discípulo de las drogas. Si usted siente pasión por el deporte, entonces será un discípulo de esa pasión por el deporte. Si tu pasión es la música y te vuelves discípulo de la música, entonces harás todo lo que esa pasión te pida que hagas. Esta es la verdad: Tu pasión por algo determina tu disciplina.

Por eso la disciplina no puede ser un castigo. Disciplina no es imponer, no es obligarte a hacer algo que no te gusta. Eso, por el contrario, genera efectos negativos. Si le impones “disciplina” a tus hijos, eso puede devenir en REBELDÍA. Si usted se fuerza a “la disciplina”, eso puede generar estrés. La disciplina nace de adentro hacia afuera. Nunca al revés. Cuando te dedicas a lo que amas, o cuando tomas la decisión libre, voluntaria, de hacer algo porque te nace hacerlo, la disciplina surgirá sola: harás lo que haga falta hacer para lograr lo propuesto. Habrá momentos en los que no quisieras levantarte de tu cama, pero lo harás porque tienes el compromiso. Habrá momentos en los que estarás muy cansado, pero te levantarás de madrugada para avanzar. Porque te nace. La disciplina es una DECISIÓN generada por una PASIÓN.

Previous post

No puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. Debes respetar su proceso.

Next post

No le des a tus hijos lo que a ti no te dieron, mejor enséñales lo que a ti no te enseñaron

Juan Carlos Atoche

Juan Carlos Atoche