Saltar al contenido

Todo lo que necesito saber sobre el dinero, lo aprendí de papá

Los padres hacen un impacto en nuestras vidas como nadie más lo hace. Más que el consejo, pesa el ejemplo.

El impacto va desde la felicidad cuando recibimos ánimo por una buena boleta de calificaciones hasta nerviosismo cuando nos metimos en problemas y escuchamos las palabras “¡Espera hasta que papá llegue a casa!” Pero los efectos que sentimos cambian la vida.

En su libro “Padres fuertes, Hijas fuertes”, la Dra. Meg Meeker escribe que las niñas que perciben que sus padres se preocupan por ellas y se sienten conectadas a ellas tienen menos casos de depresión, baja autoestima y abuso de sustancias, así como significativamente menos intentos de suicidio. El Instituto Americano de Investigación dice que los niños que crecen sin padres tienen un 71% más de probabilidades de abandonar la escuela secundaria.

La influencia paterna toca todos los aspectos de la vida, incluido el dinero. Entonces, ¿cuáles son algunas de las mejores lecciones de dinero que nos enseñan los papás? Nos dirigimos a los fanáticos de Dave en Facebook para obtener respuestas, y obtuvimos algunas excelentes.

Tener un espíritu generoso

No importa lo que tengamos, siempre hay personas que tienen menos. El padre de Maureen no se olvidó de esas personas. “Vi a mi padre poner dinero en la bandeja de ofrendas en la iglesia todas las semanas. Él nunca dijo una palabra. “También me enseñó a donar a organizaciones de caridad para veteranos, así como a los menos afortunados”, dijo.

El padre de Mark tenía el mismo espíritu. “Cuando tenía 7 años”, dijo, “vendí limonada en un puesto que hice con mi papá. Al final del día, dijo que deberíamos dar algo del dinero a la iglesia. Dije que no quería regalar dinero porque que me lo había ganado. Escuchó pacientemente mientras yo lloriqueaba y luego dijo: ‘Dios te envió a tus clientes, así que deberíamos dar a otros como Él nos dio a nosotros’. Esa fue una gran lección “.

Cuando damos, nos hace pensar en los demás. También nos da perspectiva. Esa perspectiva nos ayuda a contentarnos con lo que tenemos. Sin alegría, nunca encontraremos verdadera felicidad.

Práctica de satisfacción

Para Chris, la satisfacción con el aprendizaje consistía en apreciar las cosas pequeñas. Creció en una familia de 17, y el dinero era escaso. Aún así, los pequeños momentos con su papá son los que le destacan. “Me encanta el recuerdo que tengo de papá comprando medio galón de helado y repartiéndolo entre todos después de un duro día de trabajo en el campo. Me enseñó que puedes ser feliz con lo que tienes “.

Sepa cuándo decir no

Estar contento también implica escuchar la palabra “no” de vez en cuando. “No” no es la palabra que queremos escuchar cuando pedimos algo. Pero cuando papá lo dice, generalmente es lo mejor, como Debbie aprendió.

“Pedí dinero para un automóvil”, dijo Debbie, y él dijo: “Si no tienes el dinero, no lo necesitas”. Mi hermana tenía 18 años y le pidió a papá que la avalara para el prestamo de un teléfono. Él le dijo que no; que, si ella no tenía el dinero, no necesitaba el teléfono. Añadió que, si ella lo deseaba lo suficiente, encontraría la manera de conseguirlo, y lo hizo. Sé que le fue difícil decir eso”.

Pensar en el largo plazo

La sabiduría de papá no es solo por el momento; también significa pensar en el futuro y prepararse para ello. Solo pregúntale a Cathy.

Cuando Cathy vendió el auto, su sabio padre le preguntó dónde empezaría a poner ese dinero “extra”. Cathy se encogió de hombros. “No me di había dado cuenta de que este iba a ser el único auto que alguna vez tuviste”, me dijo. Ese día, comencé a poner el dinero del pago de mi automóvil en otra cuenta. Ahora pago en efectivo por cada automóvil que compro “.

Eso es sin duda pensando en el futuro, pero el padre de Katie lo llevó un paso más allá. Cuando Katie recibió dinero de cumpleaños y navidad cuando era niña, su papá usó el dinero para comprar fondos mutuos para ella. Resulta que obtuvo algo incluso mejor que una casa de Barbie: una real. “Cuando mi esposo y yo compramos nuestra primera casa, cobré esos fondos para un pago inicial. Gracias Papá. No tuve que esperar a que Dave me dijera que invirtiera en fondos mutuos.

La sabiduría de un padre puede tener un impacto que nos cambia la vida, así que cada vez que la sabiduría se transmita a usted, empápela.

¿Cuáles son algunas de las lecciones que tu padre te enseñó que se han quedado contigo a lo largo de los años?

Comentarios

Latin Money

menú