Mentalidad Empresarial

Todo tiene solución menos la muerte

Algo que tenemos que hacer es cambiar nuestro enfoque acerca de los problemas. La gente ha sido programada para darle a los problemas una connotación negativa.

Por eso muchos huyen de ellos. Incluso tenemos frases, muy sabias usadas en determinados contextos, que sugieren que “la mejor forma de ganar un problema es evitándolo.” Esto en el mundo de los negocios es muy relativo. En este mundo, de economías veloces y cambiantes, los problemas deben ser vistos como OPORTUNIDADES. Por ello nuestra mentalidad debe cambiar:

 

  • Los problemas son de tu tamaño: A veces las personas suelen decir “es que tengo unos problemones”, sugiriendo así que tiene problemas muy grandes. Pero sobredimensionar los problemas implica que usted se está disminuyendo. Tú te achicas, el problema lo agrandas, y entonces lo ves como un “problemón.” Esto es lo primero: no le des más poder del que tienen. Tú estás al mando, tú eres el grande, el problema es pequeño.

 

  • No busques problemas, pero PREPARATE PARA ELLOS: en los negocios siempre existe un riesgo y el riesgo siempre implica algún tipo de revés: o pérdidas, contratiempos o fracasos. Lo que define tu capacidad para crecer es tu capacidad para superar esos problemas. La habilidad para resolver problemas es, en la práctica, una musculatura financiera.

 

  • Donde hay problemas, hay oportunidades: Aprende a mirar los problemas como lo hacen los ricos. Los ricos siempre encuentran una ganancia en toda pérdida. Una lección en todo tropiezo. La percepción que tengas sobre los problemas define lo que verás en ellos.

 

  • Neutraliza el miedo: tu mentalidad tiene que ser superior. El miedo nunca va a desaparecer, pero hay dos cosas que deben estar por encima: la creatividad y la valentía.  Las soluciones son hijas de la creatividad y del coraje, así que no te estreses, no te aísles, no te arrincones; más bien, oxigena tu mente, busca nuevas ideas, mira el problema desde nuevos puntos de vista.  Mira el problema al revés y tendrás una foto diferente.

 

  • Vuelva a la carga: véase a sí mismo como una SOLUCIÓN. Ganadores dicen: “yo soy solución.” Y si tuvo un revés y no pudo encontrar una salida, de la vuelta a la página y siga para adelante. La clave está en avanzar y en recordar el pasaje que dice: Gano o aprendo, nunca pierdo.”

Imagen de portada: Thaiview / Shutterstock

Previous post

Juntos: en las buenas, en las malas y en las peores

Next post

Los amigos te proponen negocios, no borracheras

Latin Money

Latin Money