Saltar al contenido

Un fascinante cortometraje para encaminarse en el mundo de los libros

Una historia maravillosa para recalcar la importancia de los libros y el poder que tienen de iluminarnos y encantarnos con sus historias. Una historia perfecta para que tus estudiantes se enamoren de la lectura

Gracias a Camila Londoño en Elige Educar

Aunque ya pasaron algunos años desde que esta historia fue conocida por el mundo, vale la pena sacarla del cajón de los recuerdos. The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore es un cortometraje animado ganador de un premio Óscar, dirigido por William Joyce y Brandon Oldenburg. El corto cuenta la historia de un personaje llamado Morris Lessmore y no sólo es fascinante en términos cinematográficos, también lo es porque refleja el impacto que tienen los libros en la vida de una persona y lo esencial que pueden llegar a ser.

Es una historia divertida, dinámica, vigente y relevante, que puede servir como herramienta didáctica para cautivar a los niños con el mundo de la lectura. Muchas reflexiones pueden surgir después de ver la historia de este personaje que en una casa bastante particular descubre el poder de las palabras, el poder de la lectura y el poder de un objeto que llena de color a cualquier persona: el libro.

Así empieza la historia…

Un día, Morris Lessmore se encontraba tranquilo en el balcón de su hotel, rodeado por una torre de libros y escribiendo una historia. De repente, un huracán llega destruyendo todo a su paso.

La fuerza del huracán se lleva todo…

… los libros, los objetos, las personas, incluido él junto a su libro. Sin entender muy bien lo que pasa, Morris llega a un mundo en blanco y negro que después de un encuentro inesperado con una mujer y unos libros que vuelan, se va transformando.

Uno de los libros se acerca a donde Morris y lo invita a seguirlo.

Sin pensarlo, él accede, llegando a una casa llena de libros voladores que invaden con color el espacio. Desde entonces su vida estaría anclada a esa casa y a los libros a los cuales dedicaría todo su amor y entrega.

Morris baila con ellos, duerme con ellos, e incluso reminda los libros más viejos.

Muchas cosas pasan y durante todo ese tiempo, decide continuar escribiendo el libro que empezó en el hotel. El tiempo pasa y empieza también a regalar libros a los habitantes de la zona quienes adquieren colores al leerlos.

El hombre, ya anciano, termina su libro y decide salir de aquella casa.

Un grupo de libro se despiden de él y volando a su alrededor lo rejuvenecen. Morris se va volando junto a ellos y los demás se quedan tristes y melancólicos por su partida. La alegría vuelve cuando notan que Morris donó su libro a la casa.

Más adelante, una niña llega a la casa en blanco y negro, tal como lo hizo él en algún momento. El libro de Morris se posa en sus brazo y la niña se llena de color. La historia termina con una foto del personaje colgada junto a otras fotos de personas que vivieron allí antes que él…

Un historia que narra el amor por los libros y su capacidad de iluminar nuestras vidas. Un corto perfecto para entender la importancia de la lectura de una forma sencilla y divertida. Al no tener diálogos, es muy recomendable para casi todas las edades. ¡Tus alumnos la disfrutarán!

Gracias a Camila Londoño en Elige Educar

Comentarios

menú